12-06-2024 Miércoles, X semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Ante el aborto hay que «acoger y ayudar económicamente a la mujer gestante»
11.05.2009

Ante el aborto hay que «acoger y ayudar económicamente a la mujer gestante»

Esta es una de las afirmaciones que el obispo auxiliar de Bilbao, mons. Mario Iceta Gavicagogeascoa, pronunció ayer en su intervención como ponente en la conferencia organizada por el Fórum Europa-Tribuna Euskadi, que con el título “Acoger la vida” desarrolló ante el numeroso público congregado. En referencia al aborto, mons. Iceta afirmó que "la salida digna no es la eliminación de ese ser, sino procurar que pueda ser acogido entre nosotros, porque es un don para todos". Así mismo remarcó la necesidad de “proteger a la maternidad, favorecer las casas de acogida y la adopción”.

Mons. Iceta fue presentado por el obispo de Bilbao, mons. Ricardo Blázquez, quien destacó la capacidad organizativa del ponente, su amplia experiencia pastoral y aprovechó para agradecerle el ministerio que viene ejerciendo en la Diócesis de Bilbao desde su nombramiento, hace poco más de un año.
Mons Iceta incidió, durante su conferencia, en que cuando la mujer se encuentra en una situación de necesidad “hay que evitar estresarla más y ayudarla a afrontar sus dificultades”. A su juicio, es preciso “acoger y ayudar económicamente a la mujer gestante”, además de ofrecer “protección jurídica” al no nacido, donde la legislación puede “avanzar más y proteger a la madre y a esta criatura que va a nacer”. Destacó que “cada ser humano es irrepetible e irremplazable y “la originalidad de cada vida humana personal”, así como que “también el embrión tiene carácter personal”. En su intervención dijo que “es necesario acompañar a esas mujeres que han abortado, ya que el aborto supone un trauma, con graves desórdenes en la conducta y equilibrio emocional”, y por ello “hay que acompañarlas”.
Mons Iceta señaló que el hombre y  la mujer “tienen las llaves de la vida” y que “el acto humano más sagrado entre un hombre y una mujer es el acto conyugal por el que viene a la vida un nuevo ser humano”. Preguntado por la reforma de la ley del aborto, el obispo auxiliar dijo que “se puede hacer mucho en esta ley en el sentido de ver de qué modo se puede acoger esa nueva vida”.
El obispo, declaró que educación sexual no es solamente información “hace falta una verdadera educación sexual integrada en la vocación al amor de la persona”, e indicó que la educación no es una “simple instrucción”, sino “adquirir aquellos hábitos operativos que nos hacen ser una persona buena”, que “necesitamos una educación que genere personas buenas” y que a veces se confunde la sexualidad con la  genitalidad”.
Tras su intervención, hubo un coloquio en el que se le preguntó al obispo auxiliar, entre otras cosas, por su opinión ante la alternancia política en el Gobierno Vasco a lo que él contestó que “siempre que miremos al futuro hemos de hacerlo con esperanza” así como que “El gobierno es importante, la oposición es importante” y que todos debemos implicarnos, considerando que tanto el gobierno como la oposición, «tienen grandísimas y vitales responsabilidades» para resolver «los problemas» de la sociedad.
También fue preguntado por la toma de posesión del nuevo presidente del Ejecutivo vasco, a lo que contestó que «cada institución ve el modo en que accede a ese cargo» y añadió, en este sentido, que la Iglesia respeta «absolutamente siempre la conciencia de las personas» y que «la conciencia y la libertad son sagrarios de respeto absoluto», por lo que, «si una persona no creyente piensa que no es oportuno que estén los símbolos religiosos, nosotros no tenemos ni que decir sí ni que decir no».