24-05-2024 Viernes, VII semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Cáritas Jerusalén: La voz de los que no tienen voz
29.03.2024
Viernes Santo: Jornada de apoyo a los cristianos de Tierra Santa

Cáritas Jerusalén: La voz de los que no tienen voz

Hoy, día de Viernes Santo se celebra la jornada de solidaridad universal con la Iglesia de Tierra Santa. Desde la Custodia de Tierra Santa explican que el primer documento que habla de esta colecta es del año 1455: la bula de Calixto III, "la cual da permiso a los frailes de la Custodia para viajar a diferentes países y recolectar dinero para los Santos Lugares. Podría decirse que esta es la primera vez que se habla específicamente de recaudar dinero para Tierra Santa”. En la Diócesis de Bilbao se realizará la colecta para Tierra Santa en todas las celebraciones de hoy en Bizkaia. Siempre es necesaria esta ayuda, pero hoy, más que nunca. Información: aquí 

Aprovechamos esta fecha para reproducir un artículo que publica el último número de la revista misionera Los Ríos, remitido por Cáritas Jerusalén, en el que explican la terrible situación que se está viviendo en Gaza, «dando voz a los que no tienen voz»:

«Miedo, terror, horror, asesinatos y matanzas sin fin. Hambre, frío, noches lúgubres y olor a muerte por todas partes. Un niño busca a su madre, “probablemente” muerta, entre los escombros. Una madre enajenada grita con todas sus fuerzas, pidiendo a su niño muerto que se despierte una última vez, esperando que no haya acabado muriendo de hambre. Una madre desconsolada abraza a su bebecita, mutilada por los misiles despiadados y cubierta de sangre, y le murmura palabras al oído. ¡Sucesos que nadie de nosotros, ni nosotras podrá entender nunca!

Crisis humanitaria:

No hay rincón al que no haya llegado la brutalidad absoluta de esta guerra. En las calles resuena el eco de los gritos de quienes han perdido a sus seres queridos. En esta crisis humanitaria, las historias que se retransmiten desde Gaza muestran un sufrimiento que supera toda comprensión.

Cáritas Jerusalén

El conflicto continuado en Gaza ha provocado la escasez de los artículos más básicos e indispensables para la vida, empeorando las condiciones de vida en Palestina. Esta violencia ha asesinado a 25.105 personas palestinas y herido a 62.681. Es alarmante que el 70% de estas muertes sean de mujeres y niños y niñas, un dato que subraya el coste desproporcionado que pagan las personas más desfavorecidas. La falta de electricidad impide el acceso a servicios esenciales y solo 13 de los 36 hospitales de Gaza están parcialmente operativos, lo que ha reducido la atención médica.

Inseguridad alimentaria:

La escasez de alimentos, artículos ordinarios de higiene y de los artículos más elementales para la subsistencia empeora las condiciones de vida. La creciente propagación de las enfermedades, la protección de las personas heridas y los problemas de salud mental están llevando al límite a un sistema de salud que ya estaba sobrecargado. Las evaluaciones de la Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria (CIF) muestran que toda la población de la Franja de Gaza se enfrenta al hambre. Es estremecedor que el 90% de los hogares, dos millones de personas, se encuentre en situación de inseguridad alimentaria. Es el porcentaje más elevado del mundo.

Cáritas Jerusalén

Esta guerra también afecta directamente a aquellos palestinos y palestinas que no viven en Gaza. La violencia de los colonos y las escaramuzas israelíes han obligado a huir o han causado heridas a cientos de familias de Cisjordania. La eliminación de puestos de trabajo y la revocación de los permisos para entrar en Israel para trabajar han empeorado los problemas de la población. Los combates impiden que el personal humanitario se desplace y hacen inseguras sus operaciones. La población de las aldeas suele tener trabajos no cualificados en las ciudades y debe cruzar los puestos fronterizos todos los días para acudir a sus empleos en Israel.

Durante esta guerra, está prohibido cruzar los puestos fronterizos, se han revocado los permisos, dejando así sin trabajo a quienes residen en Cisjordania. Ya no se hacen peregrinaciones ni viajes religiosos a ciudades de Cisjordania como Belén, que viven del turismo, lo que ha empeorado aún más la situación económica de las familias. El empleo ha caído un 32%, lo que supone la desaparición de 276.000 puestos de trabajo por cierres y por la revocación de los permisos laborales para entrar en Israel.

Cáritas Jerusalén

Cáritas Jerusalén

Cáritas Jerusalén, una organización humanitaria y de desarrollo que representa los servicios sociopastorales de la Iglesia Católica en Tierra Santa, hace un llamamiento para que cese toda violencia y se permita el acceso humanitario inmediato a Gaza, donde el conflicto actual entre Israel y Hamás ha desplazado a casi toda la población. Esta organización, fundada en 1967 después de la Guerra de los Seis Días, ayuda a personas de cualquier religión en los Territorios Palestinos Ocupados, proporcionándoles asistencia sociopastoral, sanitaria, ayuda al desarrollo y asistencia de emergencia. Opera en Cisjordania, Gaza y Jerusalén.

Cáritas Jerusalén gestiona un centro de salud y clínicas móviles que atienden zonas aisladas de Gaza y Cisjordania. Apoya pequeños proyectos comunitarios de generación de ingresos, como proyectos de apicultura, producción de lácteos y artesanía. Desde el inicio de las hostilidades el 7 de octubre, Cáritas Jerusalén ha proporcionado ayuda de emergencia a la población afectada de Gaza, distribuyendo alimentos, agua, artículos de higiene, ropa de cama, suministros para el invierno y vales de compra.

Cáritas Jerusalén

Cáritas Jerusalén ha lanzado una iniciativa de respuesta rápida para mejorar la salud, el bienestar mental y las condiciones económicas de quienes se han visto afectados negativamente por el conflicto actual en Gaza. La respuesta de Cáritas Jerusalén incluye ampliar la atención primaria, gestionar los problemas de salud mental y ayudar a las familias golpeadas por la crisis a recuperarse económicamente.

En los últimos cien días, los esfuerzos de Cáritas Jerusalén han proporcionado servicios esenciales y han allanado el camino a intervenciones adicionales. Su enfoque integral incluye ofrecer atención sanitaria primaria gratuita a través de refugios y grupos comunitarios situados en zonas remotas, posibilitar apoyo de salud mental proporcionando espacios seguros donde mujeres, niños, niñas y el personal de los refugios puedan expresarse y recibir terapia, así como asistir a la recuperación económica de personas internamente desplazadas de hogares de Gaza y Cisjordania que han perdido su puesto de trabajo debido al conflicto. 

Cáritas Jerusalén cuida especialmente la presencia cristiana en Palestina en general y en Tierra Santa en particular. Desde el inicio de esta guerra, muchas personas cristianas palestinas han pensado en emigrar, porque no ven paz para sus hijos e hijas en un futuro ensombrecido por esta situación compleja e interminable. Como Cáritas Jerusalén, nos preocupa mucho que se reduzca la presencia de familias cristianas en Tierra Santa y seguiremos animándolas a quedarse. Como personas cristianas de Tierra Santa, sentimos que es responsabilidad nuestra preservar la santidad de sus iglesias. Tenemos una herencia que queremos mantener, no querríamos nunca ver nuestras iglesias transformadas en museos.

Mientras dure esta guerra, seguiremos proporcionando servicios vitales a sus víctimas. La comunidad internacional debe actuar de inmediato para abordar la crisis humanitaria de Gaza y Cisjordania. Por su apoyo inquebrantable en estos tiempos difíciles, Cáritas Jerusalén es un rayo de esperanza que inspira una visión más estable y justa de esta región.

”Que la esperanza os tenga alegres; manteneos firmes en la tribulación, sed asiduos en la oración”. Romanos 12,12. 

Cáritas Jerusalén

«Él librará al pobre que clamaba, al afligido que no tenía protector; Él se apiadará del pobre y del indigente y salvará la vida a los pobres. Él rescatará sus vidas de la violencia, su sangre será preciosa a sus ojos». Salmo 72, 12-14