27-01-2023 Viernes, III semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Caridad y Justicia 5 Cáritas nos recuerda que es tiempo de reconstruir “la cultura del encuentro” y “el arte de la cercanía”
18.12.2020
En su campaña para este fin de semana

Cáritas nos recuerda que es tiempo de reconstruir “la cultura del encuentro” y “el arte de la cercanía”

Este fin de semana Cáritas celebra su campaña de Navidad. El director de Cáritas Bizkaia Carlos Bargos, en su carta para la jornada, invita a la comunidad cristiana a subrayar la importancia del cuidado de la vida “la nuestra, la de las personas cercanas, la de este planeta al que debemos escuchar y del que formamos parte”. En estas fechas navideñas es especialmente fácil ser conscientes de todas las personas y entornos que nos han cuidado y han hecho la vida posible “seguro –dice- que junto a sus nombres e imágenes nos surge espontáneamente del corazón un profundo agradecimiento. ¡¡Qué hubiera sido de nosotros y nosotras sin ellas!!”. Información y todos los materiales para la campaña de este fin de semana: aquí

Caritas es una institución siempre preocupada por reinventarse y actualizarse para poner en primer plano a la persona y acompañar a quienes más lo necesitan. En estos últimos meses han tenido que enfrentarse a situaciones de mayor dificultad aún y en esta campaña remarcan la importancia del ámbito familiar “es un pilar fundamental y lo hemos visto en este tiempo de crisis por la pandemia donde las familias han crecido y se han cuidado; con los vecinos y vecinas mayores que no podían salir a la calle, las personas con discapacidad, con las que tenían que ir a trabajar y tenían personas a su cargo o las que no llegaban a final de mes. El cuidado, el que nos dan y el que damos, nos hace familia, nos hace sentirnos en casa”.

Generar espacios para la esperanza

Desde Cáritas Bizkaia, Carlos Bargos, su director, nos presenta como un gran reto el conseguir que las personas que más lo necesitan se sientan y las sintamos como familia, creando los vínculos oportunos para que la construcción de una sociedad de los cuidados sea posible, “cada vez es más urgente crear iniciativas en las que la comunidad cristiana pueda generar espacios para la esperanza, convirtiéndose en comunidad acogedora y cuidadora. Es momento de dar gracias por la familia de Belén que representa el calor, la alegría, la luz, y por todos los gestos y espacios que nos hacen sentirnos como en familia. Aprovechemos, más que nunca, estas navidades teñidas por la pandemia para sentamos y compartir mesa, celebrando y agradeciendo lo realmente importante: la vida, el renacer de la esperanza, y la ilusión de poder seguir caminado juntos acompañados de un Dios que permanentemente nos muestra su ternura. Que disfrutéis de una luminosa, cálida y sentida Navidad”.