24-06-2024 Natividad de Juan Bautista
Bizkeliza 5 Portada 5 El Museo Diocesano de Arte Sacro acogerá los días 28, 29 y 30 de mayo el VII mercado de “Los dulces del convento”
03.05.2010

El Museo Diocesano de Arte Sacro acogerá los días 28, 29 y 30 de mayo el VII mercado de “Los dulces del convento”

El claustro del antiguo Convento de la Encarnación (Plaza de la Encarnación, junto a Estación de Atxuri, Bilbao) acogerá el 28, 29 y el 30 de mayo la séptima edición de “Los Dulces del Convento: mercado de repostería y artesanía en los monasterios de clausura”, promovido y organizado por el Museo Diocesano de Arte Sacro. La entrada será libre y el horario continuo, de 10 y media de la mañana a ocho de la tarde.

El año pasado la aceptación popular de esta iniciativa provocó la continua reposición de existencias hasta el fin de las mismas. Más de 10.000 personas pasaron por La Encarnación en solo tres días y compraron más de 9.000 kilos de dulces, más de 1.000 tarros de mermeladas y confituras, 800 quesos, 1.000 botellas de vino, 500 jabones de mano, 50 kilos de café arábica africano y 100 kilos de miel. Uno de los objetivos de “Los dulces del convento” es abrir a la ciudadanía el interior de algunos de esos recintos: los conventos y monasterios de clausura. Es preciso tener en cuenta que todo lo que los visitantes pueden encontrar está elaborado a mano por religiosos o religiosas de clausura, en su mayoría partiendo de materia prima procedente de sus propios huertos o de las misiones (como el chocolate), con las limitaciones inherentes a ese tipo de proceso productivo. La edición de 2010 de “Los Dulces del Convento” cuenta con 6 conventos más que el año pasado, ampliando al público la variedad de productos.
Además de los ya conocidos productos procedentes de otros países como el café arábica de los Cistercienses de la Abadía de Nuestra Señora d’Aiguebelle de Koutaba (Camerún); los licores medicinales de los Cartujos del Monasterio de la Grande Chartreuse (Francia) que elaboran con la misma composición desde el siglo XVII; y los productos de cosmética y cuidado personal de las benedictinas de La Chantelle (Francia), el Museo Diocesano nos presentará en esta edición los productos de 10 conventos de Andalucía y Extremadura (Cáceres, Badajoz, Sevilla, Córdoba y Jaén) con productos típicos del sur: empanadillas de cabello de ángel (cidra), yemas, bizcocho marroquí, delicias mejicanas, tocinillos, hojaldres, pestiños, dulcehojas.
Otros productos que podrán encontrarse en esta feria son: La miel de abejas carpáticas del monasterio de San Benito en Zaragoza, 100% pura de mil flores recolectada únicamente en las montañas de Aragón, y que presenta una textura suave y un aroma único que la hace inconfundible; Los chocolates de las hermanas Clarisas de Belorado (Burgos) y Salvatierra (Álava) y del monasterio de las Adoratrices Perpetuas de Berga (Barcelona), con una amplia y refinada gama de productos: trufas (de cacao, exóticas y de frutas), palitos de naranja, cerillas del sacristán, erizos, rocas…; Los quesos de la Abadía de Viaceli de Cóbreces (Cantabria), fabricados a partir de leche de vaca y madurados en una bodega situada bajo el altar de la iglesia; La empanada charra (hornazo) elaborada con los mejores productos del cerdo ibérico en el obrador de las Clarisas de Cantalapiedra (Salamanca); Las mermeladas de zanahoria, frambuesa, plátano, arándanos, cabello de ángel, naranja… y hasta 32 clases diferentes que ofrecen las Jerónimas de Sevilla, Clarisas de Córdoba, y el convento de de Santa María de Huerta (Soria); Las tartas, que se traen diariamente de los monasterios de Santa Ana de Elorrio y de San José de Loiu. Se admiten encargos; Las cremas y jabones naturales de las benedictinas de la Chantelle y el ungüento de las dominicas de Elorrio. Indicado entre otras cosas para las infecciones y quemaduras, este preparado lleva aceite de oliva virgen, cera de abejas y hojas de hiedra. Además de las rosquillas, amarguillos, coquitos, nevaditos, pastas de té, madalenas, perrunillas, almendrados, galletas, manchegos, palmeras y roscos elaborados con mimo por las manos de gran parte de los conventos pero con un toque especial aportado solo por cada congregación.
Y como colofón a la feria, el sábado 29 a las ocho y cuarto de la tarde, actuará el coro Bihotz Alai de Algorta en la Iglesia de la Encarnación. Entrada Libre. Además, el Museo realizará visitas guiadas cada hora durante esos días por el precio simbólico de 1 € para que los visitantes puedan contemplar su exposición permanente.