21-07-2024 Domingo, XVI semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Encuentro del obispo Segura, con el misionero franciscano Luis María Uribe
10.07.2024

Encuentro del obispo Segura, con el misionero franciscano Luis María Uribe

El obispo de Bilbao, Joseba Segura, ha mantenido hoy un encuentro con el fraile franciscano, Luis María Uribe, que pasa unas semanas de descanso por nuestra tierra, aprovechando para visitar a familiares y amistades. Desde hace más de 40 años, Uribe, natural de Gernika, lleva a cabo su tarea pastoral en Corea del Sur, atendiendo a enfermos de lepra y discapacitados. A lo largo de estas cuatro décadas, ha recibido numerosos reconocimientos, el último de ellos el pasado año, cuando fue condecorado por el gobierno coreano con la Medalla Nacional de Peonía por su "labor de mérito”.

Luis Mari, que no había podido venir de visita desde 2016, está pasando estos días con su hermano. Regresará de nuevo a Corea el 12 de septiembre, tras participar en la novena de la virgen de Aranzazu, que celebra su festividad el 9 de septiembre.

Uribe, cuyo nombre coreano es Yoo Eui-bae, nació en Gernika hace 79 años,  y tras pasar un breve periodo en Bolivia, llegó al país asiático como misionero, en 1976. Allí lleva más de 44 años al frente de una comunidad que atiende a personas con la enfermedad de Hansen y a otras con discapacidades en el condado de Sancheong, a casi 300 kilómetros al sureste de Seúl, en la provincia nororiental de Gyeongsang del Sur.

Luis Mari Uribe

En 1980 se puso al frente de una comunidad que durante décadas acogió a personas afectadas por la lepra, enfermedad estigmatizada durante mucho tiempo en Corea del Sur, que se ha convertido para ellos en su hogar de retiro.

Luis Mari Uribe

«Cuando yo vine destinado a esta leprosería -explicaba hace un tiempo el religioso franciscano- vivían aquí unos 500 enfermos. Fue fundada por los franciscanos italianos en 1959, llegados a Corea en 1957 expulsados de China por Mao. Se habían encontrado en esta región que les tocó de apostolado misionero con varios pueblitos de enfermos de lepra. Ellos mismos pidieron a los frailes que les hicieran vivir en una leprosería. Los bienhechores italianos les ayudaron en todo. Y se formó un bonito pueblo en las laderas de una de las montañas más grandes en la zona sur de Corea del Sur, a una hora del mar. Tenemos un grupo de empleados con los estudios apropiados. También ellos y ellas son gente joven, y no todos son cristianos».

Reconocimiento Luis María Uribe
Imagen de la ceremonia en que Luis Mari Uribe recibió un reconocimiento por parte del gobierno coreano