12-06-2024 Miércoles, X semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Esperando que la crisis no afecte a la colecta que el año pasado rozó los 300.000 € en Bizkaia
09.10.2009

Esperando que la crisis no afecte a la colecta que el año pasado rozó los 300.000 € en Bizkaia

El próximo domingo 18 de octubre, justo después del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, se celebrará la jornada del DOMUND 2009. Ambas celebraciones tienen mucho en común, y, en el caso de la del DOMUND, bajo el lema “La Palabra, luz para los pueblos” se trata de reconocer y apoyar la labor de los misioneros y misioneras en el mundo, donde hay 17.500 con pasaporte español de los que una quinta parte proceden de las comunidades autónomas del País Vasco y Navarra. El año pasado la recaudación mundial a punto estuvo de alcanzar los 100 millones de euros, 17 de ellos procedentes de las diócesis españolas donde las comunidades vasca y navarra aportaron, a partes iguales, 1,5 millones.

Con motivo de la celebración del Domund de este año, los obispos de Bilbao, monseñores Blázquez e Iceta han elaborado un documento en el que  recuerdan que esta fecha “vuelve a reavivar en nosotros nuestra conciencia de ser misioneros, en virtud de nuestra consagración bautismal. Efectivamente, todo cristiano está llamado a dar testimonio de la Buena Nueva cuyo fundamento radica en la muerte y resurrección de Jesucristo y el advenimiento de su Reino”. En su texto, los prelados recuerdan el mensaje que  para esta jornada, ha escrito el Santo Padre, Benedicto XVI haciendo referencia al versículo del Apocalipsis, “las naciones caminarán a su luz”, “Jesús, en efecto, es la luz del mundo y esta luz ha prendido en nuestros corazones. Esta luz ilumina nuestra experiencia de ser discípulos suyos, en compañía de una familia de hermanos, Pueblo de Dios, que llamamos Iglesia. De este modo, también nosotros hemos sido convocados para ser luz y sal en las circunstancias que nos toca vivir, ensanchando nuestro corazón y nuestro testimonio hasta los confines de la tierra. En esto consiste la hermosa tarea a la que hemos sido llamados y para la que fuimos ungidos el día de nuestro bautismo, y que llamamos misión” continúan.
En su mensaje, los obispos hacen referencia al compromiso misionero de nuestra diócesis por el que “tantos hermanos nuestros han consagrado su vida a extender por el mundo el anuncio de la Buena Nueva. Hoy queremos agradecer su testimonio de generosidad, entrega, amor y servicio. Ello nos anima a renovar, personal y comunitariamente, nuestro compromiso misionero. Este día del DOMUND constituye una magnífica ocasión para orar por la misión y los misioneros, para ofrecer las cruces y sacrificios de cada día, para ayudarles con nuestra generosa aportación, para reflexionar acerca de nuestro propio compromiso misionero, para plantearnos nuestra vocación a la misión, para adquirir los hábitos y estilo de vida que mantengan constantemente en nosotros la pasión por la misión. Así mismo debemos examinar si nuestras parroquias, comunidades, instituciones, y nuestra Diócesis mantienen la frescura y juventud propias del auténtico espíritu misionero que las anima a salir de sí mismas para comunicar a Jesucristo hasta los confines del mundo. El ardor y compromiso misioneros manifiestan la vitalidad de la comunidad cristiana”.