07-02-2023 Martes, V semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Galería de imágenes de una peregrinación a Lourdes “anómala pero muy entrañable”
19.10.2020

Galería de imágenes de una peregrinación a Lourdes “anómala pero muy entrañable”

Las imágenes de este año de la peregrinación diocesana a Lourdes distan mucho de las que estamos acostumbrados a ver en otras ediciones. El multitudinario grupo que cada año se acerca a Lourdes, junto con la Hospitalidad vizcaína, debido a la situación sanitaria actual, ha dado paso a un pequeño grupo presidido por el arzobispo electo de Burgos y administrador diocesano de nuestra Diócesis, Mons. Mario Iceta, junto con varios seminaristas y miembros de la Hospitalidad.

“Una peregrinación anómala, muy entrañable, así es la mejor forma de definir lo que hemos vivido este fin de semana en Lourdes”, explica a su regreso Pablo Garamendi, presidente de la Hospitalidad vizcaína de Lourdes, “anómala, porque la falta de las personas con enfermedades y diferentes incapacidades trastoca todo lo que es el sentido de la peregrinación diocesana con enfermos a Lourdes. Entrañable porque al ser un grupito tan pequeño de gente capitaneados por el Administrador Apostólico de Bilbao ha sido un momento especial para podernos despedir de él y todos los actos se han convertido en entrañables”

Las personas enfermas han estado muy presentes

Garamendi destaca que en todo momento D. Mario «y todos los que le acompañábamos hemos tenido presentes a las personas que no habían podido ir a los enfermos y a todas las personas fallecidas durante la pandemia, muchos de ellos habituales de nuestras peregrinaciones” que lo han vivido “de forma diferente. Nos va a quedar dentro”.

El tiempo les ha acompañado y no había prácticamente gente en Lourdes. “Muy poca gente. Hemos contado con la presencia de un pequeño grupo de hospitalarios de Santander, de Toledo y de Mallorca que se sumaron con nosotros a la misa de la gruta y también participaron en la foto de familia de la peregrinación. Eso –resalta Garamendi- también tiene su punto porque, al final supone la unión de todos en estas peregrinaciones que las diferentes diócesis van realizando a Lourdes año tras año”.

El obispo, un hospitalario más

Garamendi señala que D. Mario es el único obispo de nuestro país que ha podido ir a Lourdes este año y también ha querido simbolizar la presencia de todos los que no han podido ir. Le hemos agradecido la dedicación y el apoyo que ha tenido con nosotros durante todos los años en los que ha sido nuestro obispo, le hemos sentido como un hospitalario más, siempre dispuesto a colaborar con nosotros, a echarnos una mano. También agradecemos al Seminario diocesano y a varios sacerdotes, su presencia activa durante todos estos años que nos acompañan”.