20-07-2024 Sábado, XV semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Fallece el último misionero de Urkiola, Antonio Madinabeitia
13.06.2024
Hoy, festividad de San Antonio, se le tendrá muy presente en el santuario

Fallece el último misionero de Urkiola, Antonio Madinabeitia

Antonio Madinabeitia, el misionero quien, tras morir Joseba Legarza y el obispo emérito Bittor Garaigordobil siguió residiendo en la Abadetxea de Urkiola junto con el matrimonio formado por Félix Moreno y Conchi Marcos, ha fallecido hace unas horas, a los 91 años de edad. Hoy, festividad de San Antonio de Padua, la familia de Urkiola le tendrá muy presente en las diversas celebraciones que tendrán lugar desde las 10:00 hasta las 13:00 h. La misa mayor, presidida por el obispo, será al mediodía.  

Hoy se cumple el año de la celebración en el santuario de la misa de acción de gracias por la vida de Antonio Madinabeitia. Fue una jornada de recuerdos y emociones, algo que se volverá a repetir hoy, en el día de su fallecimiento.

Madinabeitia Felix Conchi
Antonio Madinabeitia, en el centro de la imagen, entre Félix Moreno y Conchi Marcos, con quienes vivió en la Abadetxea, en la celebración misionera del 1 de mayo de este año.

Madinabeitia fue el último misionero de la comunidad que residió en la Abadetxea, la casa abierta siempre para la gran familia de Misiones Diocesanas Vascas.

Estuvo como misionero en Ecuador durante 38 años, en dos periodos: de 1963 a 1986 y de 1996 a 2011. Los que le conocieron le definen como un hombre «sencillo, humilde, reflexivo y de una espiritualidad y fe profundas».

Abrazo del obispo y Antonio Madinabeitia
Momento en el que el obispo y Antonio se abrazaron en la celebración de despedida de Urkiola

«Parco en palabras y abundante en acciones»

Esa es una de las definiciones de Antonio por parte de quienes conocieron bien a este hombre afable y comprometido, que dedicó su vida a la misión y a ayudar a los demás en lo que pudo en cada momento.

Un mensaje que enviaba Antonio a Vinces (Ecuador), en el día de San Lorenzo

Antonio Madinabeitia
En uno de sus paseos por los alrededores del santuario

Misionero en Ecuador 

Madinabeitia, permaneció como misionero en Ecuador durante 38 años, en dos periodos: de 1963 a 1986 y de 1996 a 2011.

Antonio Madinabeitia
En una celebración en el santuario de Urkiola, junto a Angel Mari Unzueta, también fallecido hace unos años
Antonio Madinabeitia, Joseba Legarza, Bittor Garaigordobil
Antoni Madinabeitia junto a Joseba Legarza y D. Bittor Garaigordobil con quienes convivió en la Abadetxea

Hasta el final estuvo recibiendo muchas muestras de afecto desde tierra de misión.

Urkiola Madinabeitia
Despedida de Antonio Madinabeitia, en Urkiola, el 7 de julio de 2023. Un grupo de amigos y amigas se reunió para pasar una jornada junto a Antonio, poco antes de su traslado a Vitoria.

Antonio Madinabeitia, un canto agradecido a la vida

Hace unos meses, tras dejar Urkiola, Antonio concedía una entrevista a la revista misionera Los Ríos desde la Residencia Sacerdotal Joaquín Goikoetxeaundia, donde vivió los últimos meses de su vida:

Antonio, ¿cuántos años has pasado en Urkiola?

Cuando regresé de Ecuador en 1987, me invitaron a vivir en Urkiola con Bittor, Joseba, Luis, Leandro, Peli y las “etxekoandres” de la casa; viví allí unos años felices, hasta 1997, apoyando de manera decidida el trabajo de Peli Romarategi en vitrales y murales.

 En 1997 escuché la llamada que hacían desde Ecuador, necesitaban misioneros y regresé allí, para estar en Mata de Cacao-Los Ríos, hasta 2011, en que vine ya de forma definitiva a Urkiola, donde he residido hasta hace un par de meses.

 ¿Cómo ha sido tu vida en Urkiola?

Ha sido una experiencia muy rica y agradable por los compañeros misioneros y las “etxekoandres”. Urkiola siempre ha sido un lugar de acogida: ése ha sido el mayor empeño de todas las personas que hemos estado por allí. He encontrado allí un lugar de oración y paz que me ha ayudado en mi vida interior. Estoy muy agradecido a Dios por esos años vividos en Urkiola, poniendo un énfasis especial en la amistad con Joseba Legarza.

¿Cómo has visto la unión de Urkiola con las Misiones Diocesanas?

Llegabas de Misiones y te sentías en Urkiola como en casa: a lo largo de los años se ha seguido apoyando activamente el caminar de Misiones Diocesanas desde esta casa. Como dice el Papa, el trabajo misionero es un desafío hoy que debe asumir toda la Iglesia; hoy mismo hace falta espíritu misionero aquí, las misiones han venido para aquí, pero también hay que seguir apoyando la vida misionera en otros continentes: viven una religiosidad popular profunda, pero tienen otras necesidades que debemos atender.

  Y ahora en la Residencia sacerdotal de Vitoria ¿cómo te sientes?

Estoy aprendiendo. Ha habido muy buena acogida, pero haber estado tantos años fuera de Vitoria me obliga a tener un período de adaptación. Me están ayudando mucho y agradezco los apoyos que recibo de los compañeros que viven en la misma residencia.

Programa festivo por San Antonio, en Urkiola

El programa del día ha comenzado a primera hora, ya que las baserritarras han preparado sus puestos para tener todo perfecto en un día en el que se espera muchas visitas ya que el tiempo acompaña. Además de las eucaristías, cada hora, no faltará la animación musical con trikitilaris a lo largo de la mañana. Fiel a su cita anual, el bertsolari Peñagarikano se hará presente en Urkiola. En esta ocasión, le acompañará Sustrai Colina.

El sábado, los fieles de Arratia celebrarán la tradicional Rogativa y el domingo, será la jornada de repetición.