01-12-2022 Jueves, I semana - adviento
Bizkeliza 5 Portada 5 Ha fallecido el presbítero Apolinar Martínez, que fue director de la Casa de la Misericordia
17.04.2022

Ha fallecido el presbítero Apolinar Martínez, que fue director de la Casa de la Misericordia

El presbítero diocesano Apolinar Martínez falleció ayer, a los 94 años, en la localidad cántabra de Castro Urdiales. Su funeral tendrá lugar mañana lunes, día 18 de abril, a las 17:00 h., en la parroquia de Santa María, de Castro y estará presidido por el deán de la catedral de Bilbao, Luis Alberto Loyo, con quien le unía una estrecha amistad, tanto a él como a su familia. Loyo destaca la amabilidad de Apolinar y dice que siempre fue un hombre "servicial y cercano" a quien le gustaba interesarse por los demás.

Apolinar Martínez Vivanco, nació en 1927 en la localidad de Muskiz y fue ordenado presbítero en la catedral de Santiago, de Bilbao, el 28 de junio de 1953. Tras su ordenación fue nombrado ecónomo en Montellano y posteriormente en Zierbena. Su siguiente encomienda le llevó a la parroquia del Corpus Christi, en Bilbao, como coadjutor y desde 1965 ejerció de consiliario diocesano de la HOACF. De 1970 a 1978 fue ecónomo en la parroquia de San Francisco de Asís (Quinta parroquia), de Bilbao y desde 1976, delegado del Sector Abando. De 1978 hasta su jubilación dirigió la Santa Casa de Misericordia en Bilbao y cuando dejó la dirección prosiguió allí como capellán hasta los 81 años «tenía mucha sensibilidad con las personas enfermas y mayores», destaca Loyo.

Desde hace varios años residía en Castro con su familia, el último periodo, bastante delicado de salud. Formó parte de una familia grande, con varios hermanos y hermanas, una de ellas religiosa Mercedaria de Berriz y se da la circunstancia de que otra, la última hermana que le quedaba, ha fallecido esta misma semana, el día de Lunes Santo.

Aunque hace muchos años que, por razones de salud, Apolinar ya no visitaba nuestra Diócesis, mientras residió en Castro, solía invitar a pasar los veranos en su casa a algunos de los curas que habían sido compañeros suyos aquí en Bizkaia.

Goian bego!

D. Apolinar Martínez