24-06-2024 Natividad de Juan Bautista
Bizkeliza 5 Portada 5 Isaac Totorika, nuevo abad de la Oliva
01.01.2010

Isaac Totorika, nuevo abad de la Oliva

El pasado miércoles se celebró la "Bendición Abacial", del vizcaíno Isaac Totorika en el Monasterio de la Oliva, en Navarra. La ceremonia estuvo presidida por el arzobispo de Pamplona mons. Francisco Pérez González, acompañado por el Obispo de Bilbao, mons. Ricardo Blázquez, el Abad de Santa María de Huerta (como superior inmediato, ya que el Monasterio de la Oliva lo fundaron monjes venidos de allí), los abades cistercienses de Oseira (Orense) y San Pedro de Cardeña (Burgos); Benedictino Abade el de Leire, abadesas cistercienses, la comunidad de La Oliva y representantes de otras comunidades cistercienses, clero navarro y vizcaino (14 de Nuestra Diócesis de Bilbao, entre ellos tres vicarios) y un grupo de seminaristas.

El pasado 15 de diciembre, la comunidad de La Oliva eligió como por Abad por un mandato de seis años a Isaac Totorika Izaguirre, hasta ahora Superior del Monasterio de Zenarruza. La elección tuvo lugar tras la renuncia del Abad anterior Pablo Gordillo Cañas el pasado mes de noviembre. Isaac, natural de Ermua, de 48 años de edad, entró en la Oliva, en marzo de 1993 y cinco meses después tomo el hábito de novicio. Fue en Zenarruza en 1994 donde realizó la profesión simple el 15 de agosto de 1995 y la profesión solemne el 31 de julio de 1998. En diciembre de 2007 fue ordenado sacerdote y desde el pasado mes de enero era Superior de Zenarruza.
En la ceremonia celebrada el pasado miércoles en La Oliva, tras el diálogo inicial con el Arzobispo y la Letanía de los Santos, el nuevo abad recibió la Regla y el báculo. Así fue reconocido como pastor propio de su comunidad. Al final se cantó el villancico «Mesias sarritan» ya que era el que cantaban desde siempre los familiares de Isaac y el padre, fallecido hace años, solía hacer de solista. Al final del acto, Isaac leyó las siguientes palabras de agradecimiento.
«Doy gracias al Señor. La aceptación del cargo de Abad conlleva agradecimiento y responsabilidad, además de la carga que supone dejar Cenarruza. Pero la decisión me ha hecho crecer espiritualmente y me ha servido para pegar un tirón en mi relación con el Señor. Vengo a la Oliva con alegría, como les decía uno de los hermanos el día de la elección; entre todos tenemos que tratar de hacer realidad en nuestra comunidad la escuela de caridad, imitando a nuestros fundadores. Doy gracias al Señor porque El Monasterio me ha ayudado a crecer como persona y como creyente. Pido al Señor que me dé la capacidad de amar, consciente de lque a eso sólo se aprende sintiéndose amado. Que la oración me ayude a mantener vivo el amor a Dios y a los demás, tratando de reflejar así la presencia de Cristo entre los hermanos. Quiero vivir este momento desde la perspectiva de la fe: si el Señor me ha llevado a donde yo no quería como a Pedro, espero que Él venga conmigo. Esa es mi esperanza y mi confianza.
En nombre de los hermanos de la Oliva, gracias a todos vosotros por habernos acompañado en este día tan importante para nuestra comunidad. Gracias a todos los que estáis colaborando en la renovación de material y espiritual de la Abadía de Nuestra Señora de la Oliva. Eskerrik asko bihotz-Bihotzez «.

Isaac Totorika recibió la bendición abacial el pasado miércoles | en La Oliva.