18-07-2024 Jueves, XV semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 La ikastola San Félix conecta con la tripulación en cuarentena del `Aita Mari´
15.02.2022

La ikastola San Félix conecta con la tripulación en cuarentena del `Aita Mari´

La tripulación del barco de rescate `Aita Mari´ está de cuarentena, sin embargo no para de realizar conexiones con el alumnado de diversos centros educativos para visibilizar el drama humanitario que está ocurriendo en el Mediterráneo. Tal y como informa la ONG en las redes sociales, durante 19 días han realizado 31 conexiones con 23 centros educativos. Ayer, hablaron con el alumnado de 4 de ESO del centro diocesano, San Félix ikastola de Ortuella. El profesor de religión Gilen Madrid cuenta que fue una experiencia muy positiva para los jóvenes que realizaron varias preguntas al capitán y a la enfermera del antiguo atunero de Getaria. Otros centros de la red EBI (Elizbarrutiko Ikastetxeak), también han conectado con el barco de Salvamento Marítimo Humanitario. 

La Organización No Gubernamental Salvamento Marítimo Humanitario, Aita Mari, bautizó el barco con este nombre en honor de José María Zubia. Fue un marinero que rescató a numerosos compañeros en apuros y murió ahogado por un golpe de mar. 

150 años después, el antiguo atunero, ha rescatado a cientos de personas migrantes a la deriva en el Mediterráneo. Alumnado de los centros de Somorrostro, de Muskiz; Artxandape ikastola de Bilbao y San Fidel ikastola de Gernika conectaron con el capitán del barco en la Semana de la Paz. Esta semana, se ha sumado a la iniciativa el centro educativo San Félix.

Un tema que suscita interés entre los jóvenes

El alumnado de la ikastola de Ortuella se mostró muy interesado por la visita virtual que realizaron junto con el capitán y la enfermera del buque. El profesor de religión del centro detalla que el alumnado mostró preocupación por varias cuestiones como por ejemplo, cómo se organizan cuando no disponen de sitio para más personas en el barco. «La respuesta fue rotunda- señala-. Nos contestó lo siguiente: no dejamos nunca a nadie a la deriva. Si tenemos que esperar la llegada de otro buque de rescate lo hacemos«. 

Un momento de la conexión con el `Aita Mari´