18-06-2024 Martes, XI semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 La parroquia de San Adrián publica un libro sobre los 50 años de vida del barrio
17.01.2007

La parroquia de San Adrián publica un libro sobre los 50 años de vida del barrio

Tras nueve meses de gestación y un feliz alumbramiento, coordinado y patrocinado por la parroquia bilbaina de San Adrián, con 384 páginas y cerca de mil fotografías el libro “San Adrián, 50 años de vida” relata la historia de los caseríos, las minas, los obreros cualificados de las mutualidades, el desarrollo urbanístico, la configuración de su tejido social a lo largo de medio siglo…. El libro incide en la mentalidad de las personas, sus motivaciones, su trabajo y, de manera específica, su relación con la parroquia y las iniciativas que surgieron de ella (mutualidad, danzas, centro de tercera edad, euskaltegi…). Una obra escrita por cien personas con sus recuerdos y testimonios

Una de sus características distintivas es que nadie ha percibido retribución alguna por escribir, por las fotografías o por diseñar o maquetar el libro. Cada persona ha aportado sus conocimientos técnicos o profesionales sin afán de protagonismo porque nace como una obra coral: sin solistas. Y así todo es una de las mejores publicaciones realizadas en el entorno diocesano, con una gran calidad tanto en su diseño como en sus contenidos

El libro se divide en dos partes, por un lado la historia del barrio y por otro, la de la parroquia. Las personas que lo han escrito lo han hecho con la intención de que sea un gran reportaje para el presente, un álbum de fotos por el que sus habitantes puedan pasear el dedo reconociendo personas y lugares (sus casas, sus vecinos, sus actividades de hoy y de ayer). Y naturalmente esperan que quede en los salones de las casas y que sea motivo de conversación, que sirva para ayudar a conocer la historia de este barrio y de esta comunidad. Es un álbum compartido.

El libro no es una colección de biografías. No premia servicios prestados y no hace una escala y escalafón de méritos. No son vidas ejemplares sino ejemplos de vida que se muestran en un contexto y en un conjunto, que es lo que importa. No son solistas que hablan. Lo que interesa es el sonido de la orquesta. Son el tanto que forman parte de un todo: la parroquia y el barrio.

El hecho de haber estado aislado por una parte por las minas y por otra por autopista le ha dado una personalidad. A la par del desarrollo del barrio se construyó la iglesia. El templo de San Adrián como edificio fascina desde el primer momento, porque es del más puro estilo vaticanista y tuvo que causar un fuerte impacto en 1970.

En los comienzos, el movimiento del escultismo cogió fuerza, la catequesis se convirtió en tarea prioritaria y la necesidad de locales se convirtió en urgente. Entonces las Religiosas Reparadoras se insertaron en la comunidad y en el barrio. En la década de los 70 se puso en marcha en la Iglesia el funcionamiento de los consejos pastorales y el compromiso de los laicos. El libro recuerda también el nacimiento de la Mutualidad, Asociación de Familias, Parvulario, Mikel Zarate Ikastegia, Grupo de Danzas Goia Berri, la Ikastola o el centro de tercera edad Gure Kabi por iniciativa de la parroquia.