24-06-2024 Natividad de Juan Bautista
Bizkeliza 5 Portada 5 «Las palabras no son suficientes. Son los ojos los que te dicen la verdad»
07.02.2006

«Las palabras no son suficientes. Son los ojos los que te dicen la verdad»

La cooperante madrileña Juana Ruiz ofreció ayer en El Salón El Carmen de Indautxu una conferencia que bajo el titulo "Una mirada a Palestina” esta enmarcada en la campaña número cuarenta y siete de Manos Unidas que con el slogan “Otro mundo es posible: depende de ti” cierra la trilogía sobre globalización. En los últimos dos años 170 personas han muerto en los controles por no recibir atención sanitaria.

Juana Ruiz se casó con un palestino y desde hace 20 años vive en los territorios ocupados, cerca de Belén. Como coordinadora de proyectos en español para la Ong, creada por médicos de Jerusalén, Health Work Committees (Comité de Trabajos para la Salud) se define como mensajera que intenta con actos como el de ayer contar la situación que se vive en Palestina, consciente de lo complicado que es acercar una realidad que no se ve, para que desde un punto de vista lejano tengamos una visión más comprensiva de lo que allí ocurre. «Yo, intento ser testigo de todo lo que veo diariamente, pero es más fácil cuando lo ves allí. Yo siempre invito a todo el mundo. Digo que las palabras no son suficientes, los ojos son los que te dicen la verdad. Es llegar allí, verlo y comprender el por qué ésta situación ha llegado hasta este punto después de tantos años de una lucha que ha sido por el derecho a una vida digna, como el resto del mundo».

Por eso comenzó su intervención dejando claro que la visión que nosotros tenemos es a través de los medios de comunicación que tramiten conflictos y actos violentos pero no su vida diaria. El resto de su disertación fue un esfuerzo por explicar cómo vive la gente, sus necesidades y su lucha diaria. Tras un recordatorio por los comienzos del conflicto palestino-israelí y su lucha en el siglo XX dijo no compartir el sentimiento y las reacciones de la comunidad internacional tras el triunfo electoral de Hamás en las últimas elecciones. «Lo más tremendo y triste de todo es que después de todo la comunidad internacional todavía tiene una desfachatez total de decir que si no se firman o se acuerdan determinados actos no habrá ayuda. Yo creo que eso es matar ya lo poco que quedaba de vida allí. Me han dicho que hay un auténtico malestar y preocupación porque los fondos no llegan, nadie quiere pagar nada porque temen que todo se les vaya de las manos”.

La organización para la que trabaja desarrolla un importante labor sanitaria en la zona de los territorios ocupados, y en algunos de esos proyectos colabora estrechamente Manos Unidas. Según denunció es la atención sanitaria uno de los grandes problemas que “el muro de cemento” ha acrecentado, ya que destruye la vida social impidiendo la movilidad no sólo porque ha confiscado miles de hectáreas de agricultura, una de las principales formas de vida de los palestinos, sino en lo que atañe a la salud ”los daños colaterales es la cantidad de gente que muere en los controles porque no pueden llegar a tiempo a atenderlos en los hospitales. En los últimos dos o tres años más de 170 personas han muerto en esos controles, entre ellos 40 mujeres de parto y con dramas terribles porque había personas que necesitaban diálisis, otras con ataques cardiacos y lo más terrible es que las personas que sufren cáncer si quieren curarse o tener un tratamiento tienen que salir del país porque allí no hay medios curativos para esta enfermedad, por eso las bajas diariamente, en salud son muy importantes”.

Si bien toda la población vive en situación de continuo conflicto a Juana Ruiz le preocupa especialmente la mujer palestina “es la que lleva el mayor peso. Dentro de la sociedad palestina la mujer es una gran desconocida y muchas veces dicen aquí que es una mujer oprimida y lo único que les impresiona es que lleven un velo o vayan detrás del hombre, pero ella es la que trabaja, es una mujer muy culta y muy fuerte, es la última en cuidarse a sí misma, por eso en nuestros programas intentamos prevenir su salud, que se haga chequeos médicos …”.

Finalizó su alocución con un llamamiento a la comunidad internacional, “ no tanto a los gobiernos como a la gente de a pie, para que sepamos denunciar que necesitamos la paz, apoyando a una población que la necesita, que podemos dar algo de entendimiento a estos dos pueblos».

Juana Ruiz y Mamen Arruti