18-06-2024 Martes, XI semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Obispo 5 Mons. Segura: “Tenemos que demostrar que creyentes de diferentes tradiciones somos capaces de convivir y de construir juntos”
17.06.2021
En la presentación del informe de Libertad Religiosa en el Mundo

Mons. Segura: “Tenemos que demostrar que creyentes de diferentes tradiciones somos capaces de convivir y de construir juntos”

Ayer miércoles por la tarde, en el salón de actos de la parroquia de El Carmen de Indautxu, tuvo lugar la presentación del informe de Libertad Religiosa en el Mundo, organizado por “Ayuda a la Iglesia Necesitada”. El obispo electo de Bilbao, mons. Segura, que participó en la sesión, comenzó su intervención diciendo que este acto reflejaba una dimensión fundamental de lo que es la vida de la Iglesia y el hecho de que somos una Iglesia global, “nosotros –dijo- estamos aquí en una situación de bastante tranquilidad y en muchas dimensiones y en muchos aspectos no sufrimos persecución ni violencia en ningún sentido, pero hay muchos hermanos y hermanas que si la sufren y en ese sentido hacerles presentes en este acto y en otros momentos y oraciones en nuestra vida local es muy importante”. Agradeció a “Ayuda a la Iglesia Necesitada” la elaboración y presentación del informe ya que, a veces, -añadió- quizás no tenemos mucha sensibilidad a estas cuestiones “cada uno está metido en su pequeño mundo”.

El responsable de ACN, José Fernández Crespo, fue el encargado de presentar el informe, en el que se muestra que el 27% de los cristianos del mundo viven en países donde la libertad religiosa es atacada y defendió que la libertad religiosa es un don, un bien precioso, pero que es un derecho “en caída libre”.

Mons. Segura dijo que, si hacemos una presentación de que el problema de la libertad religiosa es la preocupación de defender, un derecho absoluto y esencial de lo que es la vida de las personas “esa es una forma de abordarlo, pero luego, nos damos cuenta que en cada una de las circunstancias descritas, ese derecho está inscrito en un contexto social que es muy diverso” y que es muy diferente hablar de la persecución y de las situaciones en uno u otro lugar del mundo. “Habría que ver en cada situación, en cada contexto, qué significa y qué está pasando con este tema de la libertad religiosa. Estoy de acuerdo con que tiene sentido hacer lo que hacéis vosotros, una defensa global, una defensa general una revisión de lo que es la situación de la libertad religiosa en el conjunto  de la sociedad y del mundo a pesar de que, insisto en la importancia que tiene subrayar que en cada situación esa libertad está atacada por razones diversas y en un contexto global diferente, que es interesante e importante entender para saber cuál es el grado del desafío, cuál es el grado del abuso».

Mons. Segura expresó que personalmente está en una actitud “de humildad” lo cual no quiere decir “que nosotros tengamos que relativizar el derecho, el derecho es absoluto, lo tenemos que defender, especialmente el de todos aquellos y aquellas que están sufriendo la falta de libertad de expresión de lo que es una dimensión fundamental del ser humano para nosotros”. Una actitud de humildad que tiene que hacer compatible la afirmación de la defensa del derecho, «con el hecho de que nuestro planteamiento no puede ser el de considerarnos superiores en ningún sentido, sino desde la convicción profunda que ahora tenemos de que el derecho a la libertad de conciencia, que es al que está vinculado el derecho a la libertad religiosa, es un elemento esencial, y que no nos gusta la relativización”. Para Mons. Segura la relativización que incluso en la ONU, en determinados ambientes se está haciendo, “está intentando pasar este derecho fundamental a un derecho secundario o terciario, ese es un elemento muy importante. Nosotros tenemos que decir y hacer verdad esto que hemos dicho muchas veces: que debemos aprender de nuestra historia y vamos a defender este derecho, pero lo vamos a hacer también con una actitud de respeto a otros que quizá han sufrido también la imposición de nuestro derecho”.

La dimensión comunitaria del derecho a la libertad religiosa

Subrayó la dimensión comunitaria del derecho “porque nosotros no somos personas individuales que llegamos a la fe no sé de qué manera, somos personas que nacemos en una comunidad, que recibimos el valor de esa tradición religiosa en una comunidad y son nuestros padres y nuestras familias y la sociedad en la que hemos visto que efectivamente eso es un valor y tiene una gran belleza, una gran fuerza y muchas dimensiones a las que no queremos renunciar”.

El CF Otxarkoaga, un buen ejemplo

Habló de retos, de desafíos de cara al futuro y puso el ejemplo del Centro de Formación de Otxarkoaga, de titularidad diocesana, en el que el 40% de los chavales son musulmanes, y ”¿qué pasa? ¿cómo vamos a vivir esto? Esto es para mí un reto concreto que tenemos aquí, en la comunidad de Bilbao en las iglesias locales católicas ¿cómo vamos a abordar este tema? ¿hasta qué punto vamos a movernos por el miedo? ¿hasta que punto vamos a tener el valor de reconocer que lo que nosotros vivimos es suficientemente valioso, suficientemente fuerte para no tener miedo a nada? Vamos a ver”.

El obispo concluyó diciendo que al mismo tiempo que afirmamos la defensa al derecho a la libertad religiosa tenemos un problema entre las religiones “tenemos que demostrar que efectivamente nosotros, creyentes de diferentes tradiciones somos capaces de convivir, de construir juntos, de afirmar unos hacia los otros el derecho que los otros tienen a creer en una tradición religiosa distinta” y que ahora tenemos la necesidad de demostrar que creemos en la libertad religiosa “afirmando y trabajando lo que es el respeto de unas religiones hacia otras y pedir a Dios que aprendamos de la historia y no volvamos a repetir ni tener tentación de volver a repetir las cosas”.

ver galería (9)
Imágenes de la presentación del informe, ayer en el Carmen de Indautxu.