04-03-2024 Lunes, III semana - cuaresma
Bizkeliza 5 Portada 5 Oksana Demyanovych: «La bondad salvará al mundo»
28.02.2022
Manifestación y oración, ayer en Bilbao

Oksana Demyanovych: «La bondad salvará al mundo»

En nuestro territorio hay alrededor de 300 emigrantes Ucranianos. Oksana Demyanovych es la presidenta de la Asociación Socio-Cultural y de Cooperación al Desarrollo Ucrania-Euskadi. Ella fue una de las personas que, altavoz en mano, arengó ayer a los cientos de manifestantes que salieron a la calle a apoyar al pueblo ucraniano y a pedir por la paz. Tras completar el recorrido desde el Sagrado Corazón hasta la Plaza Moyúa, muchos creyentes se acercaron a participar en la oración conjunta que tuvo lugar en la parroquia de El Carmen de Indautxu. Estuvieron en la misma el obispo de Bilbao; el delegado de ecumenismo de la Diócesis, Miguel Ángel Esnaola; el párroco Mikel Martínez y el Padre Nicolás , quien acompaña a la comunidad católica ucraniana. Oksana también oró y, con lágrimas en los ojos, agradeció la presencia de todas las personas que se acercaron a apoyarles. "Porque existe Dios y existen los ángeles - dijo- . Todos los que han venido a la manifestación son ángeles de la paz. Esto demuestra que querer es poder y conseguiremos la paz. Porque la gente tiene bondad y eso salvará al mundo". 

Oksana no se lo pensó dos veces. Quiso organizar una manifestación para apoyar a su pueblo y se puso manos a la obra con intención de congregar a cientos de personas a favor de la paz. Fue el viernes y se encontró con trabas burocráticas, de permisos… Le aconsejaron que organizara una concentración, porque una manifestación iba a ser imposible. Colgó el teléfono y se echó a llorar de impotencia, pero recibió la llamada «de un ángel», señala, «y todo cambió«. «Me dijo que me iba a ayudar y me apoyó. Gracias a él hemos podido celebrar la manifestación«, exclama emocionada mientras pide que apoyemos a su pueblo y sobre todo, a los niños y niñas.

Llegó a Euskadi en el 2004 y aunque no tenga familiares en Ucrania, nos recuerda que «ahora todos somos familia».

Una oración muy sentida

El templo de El Carmen fue un clamor silencioso durante la oración y una ovación sonora al final de la misma, tras el canto a la Amatxu de Begoña. El pastor ucraniano agradeció a los presentes su participación y pidió por la paz de Ucrania y porque no nos olvidemos de sus habitantes.

El obispo de Bilbao recordó otras guerras que aún están activas en algunas partes del mundo y «ahora en Ucrania«, agregó. «El entendimiento y el diálogo son el único modo de resolver conflictos», destacó. Pidió porque «sepamos tomarnos en serio el perdón y la escucha y que construyamos juntos el reino de la paz y la concordia».

Oksana sentada en un banco de la iglesia de El Carmen al finalizar la oración