23-06-2024 Domingo, XII semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Un carmelita de Amorebieta en el convento de Larrea
03.07.2015

Un carmelita de Amorebieta en el convento de Larrea

Jon Rojas lleva siete años viviendo con intensidad el proceso que le llevará a convertirse en fraile carmelita. Hace tiempo que tomó el hábito y durante los últimos cinco años ha estado llevando a cabo sus estudios en el monasterio de Salamanca y dedicándose a la pastoral de juventud. Tras las celebraciones especiales de este fin de semana se integra en la comunidad de Larrea.

Mañana, sábado, Jon realizará la profesión solemne y el domingo, se ordenará diácono en una celebración presidida por el obispo. Pero el verdadero salto se producirá en diciembre cuando entre definitivamente en la vida consagrada. El carmelita de 33 años nacido en Etxano nos manifiesta sus sentimientos.
¿Qué significa esta nueva etapa?
En definitiva, supondrá empezar a administrar sacramentos, pero el verdadero cambio se producirá en diciembre, cuando me ordene sacerdote. Ya profesé los votos y me siento fraile carmelita desde hace tiempo. Quizá a partir de septiembre asuma más responsabilidades, pero no muchas más. Eso sí, hasta ahora he estado junto a los feligreses en las celebraciones y ahora estaré en el altar. Eso supone que tomo mayor conciencia de a quién represento. Además ante mis vecinos. Quisiera mostrar mediante mi testimonio que la fe no es un cuento y que Jesús vive en cada una de las personas.
¿Siempre has deseado ser religioso en tu pueblo?
No. Tuve un conflicto interior a la hora de tomar la decisión. Renuncié a mis proyectos ya que mi primer deseo era casarme y tener hijos, pero también sentía esta otra llamada. En mis clases de religión, invité a los alumnos a realizar un análisis profundo sobre las distintas órdenes y yo me sumé a ellos realizando una reflexión particular.
¿Y por qué religioso y no, por ejemplo, sacerdote diocesano?
Al principio no lo tenía claro pero luego, sobre todo tras mi primera experiencia con los carmelitas, me di cuenta de que quería vivir mi fe en comunidad.
¿Cómo se debería situar la Iglesia y los fieles en la sociedad actual?
Menos libros y más experiencia y testimonio. En definitiva, la catequesis es experiencia y compartir eso es lo más importante, pero para ello hay que vivirlo de verdad. Ser cristiano es vivir la experiencia de fe y compartirla.