02-03-2024 Sábado, II semana - cuaresma
Bizkeliza 5 Obispo 5 Zorionak osaba Joseba, el domingo en casa!!!
12.05.2021

Zorionak osaba Joseba, el domingo en casa!!!

El título de estas líneas es una de las frases con las que su familia felicita al nuevo obispo de Bilbao. Junto al testimonio familiar, recogemos los de varias personas, de diferentes ámbitos, con los que Mons. Segura ha compartido parte de su vida hasta el momento actual. A todos y a todas ellas les hemos hecho la misma pregunta “¿Qué destacarías de él?", el anterior obispo de Bilbao, Mons. Mario Iceta, varios compañeros suyos sacerdotes y personas laicas y religiosas de los territorios en los que ha desarrollado su tarea pastoral, nos responden:

“Joseba en nuestra casa es osaba Joseba. Comemos juntos todos los domingos, es una tradición familiar que mantenemos y cuidamos. Es un espacio donde Joseba deja de ser obispo y es el que siempre ha sido: uno más de la familia. Conversador, enérgico, ansioso por saber en qué andamos, qué nos preocupa, qué serie estamos viendo, con una fidelidad enorme. Tenemos el convencimiento que se entregará a esta Diócesis dando todo lo mejor de sí. No sabe hacer las cosas de otra manera. Zorionak osaba Joseba, el domingo en casa!!!« (Unai, Mavi, Aitor y Josu, familia de Joseba)

“Además de conocer muy bien la diócesis de Bilbao, porque es su Diócesis, por su recorrido y formación, él tiene una mentalidad muy abierta, muy global y eso nos ayuda a ser una Iglesia más universal, más allá de nuestra pequeña parcela. También destacaría de él su perfil como obispo, que apunta a que puede hacerse cargo de los desafíos y los retos que tiene nuestra Diócesis. Es un hombre que consulta antes de tomar decisiones y al que le gusta trabajar en equipo y la corresponsabilidad es buena en la Iglesia” (Alex Alonso, párroco de Ermua)

 “Destacaría la cercanía y la empatía que ha tenido con los pueblos donde ha estado y donde ha pasado la misión, sobre todo en la zona de Riobamba. Él ha vivido en las comunidades con las gentes más sencillas y más pobres y él quiere a la misión. Tiene mucha sensibilidad y se siente misionero.” (Feli Martín, delegada de Misiones de Bilbao)

“Para mi Joseba es una persona íntegra, sincera, que tiene todas las cualidades y creo que es el mejor obispo que podíamos tener” (Marige Díaz, de las comunidades eclesiales de Barakaldo, primer destino pastoral de Mons. Segura)

“Es un hombre con una religiosidad muy intensa y de carácter resolutivo, con capacidad de resolver y de decidir, inteligente y bien preparado, cercano. Ha hecho una experiencia pastoral muy rica, aquí en la Diócesis y en Ecuador y su recorrido le ayudará enormemente a sintonizar con los problemas de la gente. Tiene sensibilidad. No le va a costar tomar el pulso a los problemas que se vayan creando. Es realista, sabe de la situación que tenemos en la Iglesia y en la sociedad con unos retos que nos desbordan, él no lo oculta y lo ha manifestado, sabe a lo que se enfrenta. Va a contar con el apoyo afectivo y efectivo del clero y del laicado de la Diócesis y eso va a ser un elemento positivo de antemano».  (Juan Mari Lechosa, presbítero y miembro del equipo de formadores cuando Mons. Segura fue seminarista)

“Joseba es un hombre de fe, con gran amor a Dios y al pueblo que se le encomienda. Su preparación es extraordinaria, su conocimiento y experiencia en la Diócesis están acreditados. Tiene una gran capacidad de comunión y evangelización y estoy seguro de que su ministerio será muy fecundo(Mons. Mario Iceta, arzobispo de Burgos)

 “Es una persona de una honestidad y coherencia extraordinarias, de una capacidad de liderazgo excepcional y de un sentido evangélico en su vida y ministerio episcopal admirables”. (Mons. Juan María Uriarte, obispo emérito de San Sebastián)

“Joseba fue mi profesor de Moral Social antes de irse a Ecuador. ‘Sudé tinta’ en su asignatura, pero aprendí mucho, no solo desde la teoría de los documentos, sino desde su mirada de aplicación práctica a los problemas cotidianos de la gente. Desde lo que yo le conozco, creo que es un hombre muy capaz y un trabajador incansable. Siento que como obispo lo va a hacer muy bien en un momento eclesial y social nada fáciles. Le deseo lo mejor en esta etapa. Zorionak”. (Marisa Arias, directora del Secretariado para el Laicado)

“Descubro en D. Joseba el cumplimiento de lo que decía el Cardenal Ouellet de lo que debía tener un obispo: ‘equilibrio entre acción y reflexión en el ejercicio de una responsabilidad que requiere mucho compromiso y valor’. Lo que nos lleva a ver reunidas en él dos condiciones expresadas por el papa Francisco: ser discípulo misionero. Deseo de aprender y de dejarse enseñar por la escucha de la Palabra de Dios en el seguimiento de Jesús que elige y relación con Dios en la oración en una profunda espiritualidad. Y esto para la Iglesia y en el mundo, con sentido misionero, porque la elección es para el envío, lejos o cerca. Condiciones ambas imprescindibles para anunciar el Evangelio y para vivir la corresponsabilidad entre todas las vocaciones que se han de sentir valoradas y con su tarea propia. Es garantía de esperanza en un ministerio fructífero para nuestra Iglesia diocesana”. (Félix Alonso, vicario general)

 “Joseba llegó a la Zona Minera a hacer la etapa pastoral, en Urioste, junto con otros cuatro seminaristas. Para nuestra zona supuso una gran riqueza: cinco jóvenes, con vocación sacerdotal, volcados en la pastoral de nuestras parroquias; ¡todo un lujo! Joseba acompañó a grupos de jóvenes en su proceso de iniciación y maduración cristiana. Sin duda una persona implicada, generosa, preocupado por las situaciones de marginación, empático y cercano con la realidad juvenil; se ganaba con facilidad a la gente. Tenemos bonitos recuerdos de reuniones, testimonios, campamentos de verano, etc., y en Gallarta estamos muy agradecidos porque vivimos su ordenación como un precioso regalo”. (Celia Martínez Pérez, de la comunidad laical Sal y Luz, de la Zona Minera).

“Yo destaco varias buenas capacidades: su clarividencia, bien acompañada del trabajo por entender los problemas. Sus fuertes convicciones y su carácter sólido para mantener las decisiones. Y, por último, su sensibilidad para sentir como propios los duros problemas que nos pueden acosar. Y todo desde una fe profunda y respetuosa de las posiciones de los demás” (Fernando Huarte, Director de Cáritas Diocesana durante el tiempo en el que Mons. Segura fue delegado de Cáritas y de Pastoral Social)  

“Es un hombre de mucha oración, recto y disciplinado. Una de las cinco personas de inteligencia bruta más sobresaliente que conozco, desde mi punto de vista analítico. Lo principal, desde la implicación afectiva que te da vivir juntos es que Joseba es un auténtico privilegio para el trabajo en equipo. Sobresaliente dentro de la convivencia, activo, rápido para la solución de conflictos, sin esperas. Es muy práctico, aunque a veces pueda ser percibido como demasiado contundente. Desde el punto de vista pastoral le preocupa la justicia social, los empobrecidos, los marginados, acogedor de emigrantes -en Barakaldo tuvimos acogidos varios emigrantes-, acompañador de marginados, preocupado por la pastoral del mundo de la cárcel, del mundo de Emaús, y muy creativo en ese campo pastoral». (Txelis Beltrán, párroco de San Vicente de Barakaldo durante la etapa Pastoral de Mons. Segura en Barakaldo)

“Joseba es una persona inquieta en lo espiritual con un itinerario espiritual muy rico, desde su etapa en el seminario hasta el momento actual. Es un hombre muy atento con las personas que pasan alguna necesidad, con una gran sensibilidad y creatividad en el ámbito de lo social. Muy disciplinado y coherente con sus objetivos y muy dinámico. Ahora empieza para él un aprendizaje nuevo: aprender a ser Obispo». (Javi Oñate, presbítero, compañero en su etapa de seminarista y en etapas posteriores como curas ambos)

 «Joseba etxe-etxekoa da, pero, aunque eso sea un tanto de saque, no es ni lo fundamental ni lo que más puede aportar. En Joseba, la inteligencia para leer las distintas situaciones, la preparación y la agudeza intelectual, una dilatada y variada experiencia, la honestidad y la reciedumbre de su fe, la valentía pastoral, la capacidad de emprender e innovar y el amplísimo reconocimiento de su valía y capacidad de liderazgo, se combinan con su pasión y con su entrega total. Un regalo sin par para nuestra Diócesis de Bilbao, que, sin duda, redundará en el fortalecimiento de la comunión, de la ilusión y del brío pastoral. Ondo etorria!» (Gaspar Martínez, responsable de Asuntos y Bienes Culturales)

“Destacaría su gran capacidad de trabajo, es un hombre que aborda los problemas, que sabe y quiere escuchar y con el que se puede dialogar. Afronta la confrontación que se plantee con absoluta libertad. Es un hombre que puede trabajar con todos y desea trabajar con todos”.  (Luis Alberto Loyo, Deán del cabildo catedral)

«Aparte de destacar sus grandes cualidades como persona, de sabiduría, de clarividencia, de contacto con la cultura actual y su preparación intelectual, junto a todo eso a mí hay una cosa que me ha llamado la atención en sus últimas declaraciones, cuando dice ‘no me agobio porque estoy en las manos de Dios y porque Jesús me acompaña’, recuerdo cuando Joseba hacía Ejercicios Espirituales, ya siendo cura, y se planteaba la propuesta de ir a misiones, siempre terminaba los ejercicios pensando que el Señor le llamaba a tierra de misión y, cuando se lo consultaba la obispo correspondiente le decían que ‘ya llegaría el momento’ y se posponía. Al final, la providencia quiso que siendo delegado de Cáritas algún obispo de Ecuador le preguntó si estaría dispuesto a ir allí porque hacia falta organizar Caritas y esa casualidad hizo que el obispo de entonces, D. Ricardo Blázquez, tras realizar el discernimiento correspondiente, aceptara que fuera a Ecuador, etapa que ha marcado profundamente su vida». (Andoni Gerrikaetxebarria, vicario general. 1989-2006).

«Yo destacaría de Joseba su exquisita sensibilidad ante el sufrimiento de las personas, su saber estar a su lado hasta superar el dolor. Esto lo hace con personas creyentes y no creyentes. Es muy organizado y le gustan las cosas bien hechas, sabe animar y estimular a todo el que esté a su lado. Es muy creativo. Tuve la suerte de conocer a Joseba cuando le nombraron párroco de Otxarkoaga. Vivió como vecino de un grupo de Hijas de la Caridad entre las que estaba yo, trabajando en el barrio poco antes de su llegada a Bilbao. Su llegada supuso un cambio en la parroquia, nos hizo despertar con su buena cualidad para organizar y animar». (Carmen Revilla, religiosa Hija de la Caridad. Compartieron etapa pastoral en Otxarkoaga)