18-06-2024 Martes, XI semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 63 voluntarios participan en la colonia urbana de Cáritas en Bilbao
06.07.2009

63 voluntarios participan en la colonia urbana de Cáritas en Bilbao

A primeros de este mes de julio comenzó, en el barrio de San Francisco, de Bilbao, la colonia urbana de Cáritas de este verano, gracias a la colaboración de 63 voluntarios y voluntarias divididos en dos quincenas: del 1 al 11 y del 11 al 24 de julio. Los voluntarios tienen procedencias distintas: Valencia, Tarragona, Córdoba, Madrid, Pamplona, Vitoria, Berriz, Durango y Bilbao y, gracias a su participación, hacen posible un verano divertido a más de un centenar de chavales entre 4 y 16 años de esta zona de Bilbao. Los chavales son de diferentes culturas y nacionalidades y, con esta actividad, se posibilita una convivencia integradora entre todos.

La iniciativa de la colonia urbana, parte del interés y trabajo conjunto de varias comunidades religiosas: Hermanas Pasionistas y Jesuitas junto con Cáritas, dando continuidad al trabajo que se realiza durante todo el año en el Proyecto de Infancia (Tximeleta) ubicado en la parroquia de San Antón. Es una experiencia doble e intensa, por la mañana se trabaja con los chavales en actividades de tiempo libre, y, por la tarde, solo con el voluntariado con el objetivos de facilitar una reflexión sobre la realidad de exclusión y la implicación personal del joven en ella, posibilitando una lectura creyente de esa realidad. Los participantes, “viven durante unos días en un contexto social diferente que tiene como objetivo facilitar la ruptura de los propios círculos de seguridad y la escucha vulnerable. Compartiendo techo, pan y palabra en un tono acogedor y austero como signo vital de solidaridad. Se pretende vivir la fe desde el seguimiento de Jesús de Nazaret y sus implicaciones evangélicas en momentos de oración explícitos, al comenzar el día, al anochecer y compartiendo la eucaristía” comenta la pasionista Marije Calvo una de las principales impulsoras de estas colonias.
“La metodología utilizada pone en juego la sensibilidad del joven y pretende cuestionar sus  posicionamientos y formas de situarse ante la realidad sufriente. Es por ello que se intenta favorecer, mediante la realización actividades en tres claves fundamentales del proceso ver, juzgar y actuar para que de esta manera se configure la experiencia del voluntariado. Deseamos a todos el voluntariado y a los chavales una buena experiencia de verano”, concluye Marije Calvo.

Grupo de voluntarios participantes en las colonias.