24-06-2024 Natividad de Juan Bautista
Bizkeliza 5 Portada 5 Dos mil personas marchan por la paz de Bolibar a Ziortza
27.03.2009

Dos mil personas marchan por la paz de Bolibar a Ziortza

Este mediodía ha finalizado, en la colegiata de Zenarruza, la Marcha por la paz que convocada por las Vicarías IV y V de la Diócesis de Bilbao ha tomado el relevo de los encuentros "Bake Topaketa", que en la década de los noventa llevaron hasta la cumbre de Urkiola el deseo incontenible de paz para este pueblo. Una treintena de autobuses y numerosos coches particulares procedentes principalmente de los diez sectores que componen ambas vicarías, han acercado a los "peregrinos por la paz" hasta el punto de partida en Bolibar y, a partir de ahí, han cubierto a pie los dos kilómetros de ascensión hasta la colegiata tras una pancarta que rezaba "Bakea da bidea" (La paz es el camino).

La lluvia ha hecho acto de presencia a primera hora de la mañana, pero no ha desanimado a los asistentes y, aunque al principio del recorrido se veía una gran «Marcha con paraguas», el tiempo ha mejorado y han concluido con más comodidad. Durante la marcha se han llevado a cabo un par de paradas oracionales y, al final del recorrido, ambientado con la decoración de un millar de dibujos realizados por los niños del centenar de parroquias de las vicarías, el vicario general de la diócesis, Ángel María Unzueta ha presidido el momento final de la celebración, donde también se ha dado cuenta de un saludo del obispo de la diócesis mons. Blázquez. En dicho saludo, alegrándose de la magnífica respuesta a la marcha venía a decir «Actualizando el salmo 123 que es un canto a Jerusalén, ciudad de paz, podemos decir también nosotros: “Desead la paz a Jerusalén, vivan seguros los que te aman. Por mis hermanos y compañeros, voy a decir: La paz contigo. Por la casa del Señor nuestro Dios, te deseo todo bien”. Los peregrinos a la ciudad santa le dirigen un saludo de paz que forma parte de las esperanzas mesiánicas. ¡Que la subida a Zenarruza prepare en nosotros los caminos interiores y exteriores a la paz!
La ascensión desde Bolívar hasta la colegiata es una pendiente costosa que expresa lo trabajoso que viene resultando alcanzar la paz plena y estable en nuestra sociedad. La paz es don de Dios, que debemos pedir insistentemente, y es también empeño de los hombres del que no debemos desistir. La subida a Zenarruza significa tanto la actitud orante como el compromiso por la paz. El nombre de Dios es nombre de paz y es para nosotros imperativo de paz. En la medida en que acojamos a Dios en nuestro espíritu y en nuestras familias estaremos más pacificados cordial y mentalmente y seremos más pacificadores en nuestro entorno. La fe en Dios nos impulsa a salir de nuestros egoísmos y a tender puentes en nuestra sociedad.
En la iglesia de Zenarruza nos espera la Virgen Madre de Dios a cuya protección nos acogemos para que nos libre de todo peligro. Pedimos a María, Madre de misericordia y esperanza nuestra, que nos muestre a Jesús el fruto bendito de su vientre, que es, como rezamos en la Eucaristía, “la palabra que nos salva, la mano tendida a los pecadores, el camino que nos conduce a la paz”.
Queridos amigos y amigas, que el Señor nos otorgue la paz, que buscamos por la oración, los gestos expresivos como la subida a Zenarruza y los trabajos cotidianos. Bakea zuekin!»