14-06-2024 Viernes, X semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 El arzobispo de Bagdad, monseñor Jean Baptiste Sleiman, en Bilbao
13.07.2009

El arzobispo de Bagdad, monseñor Jean Baptiste Sleiman, en Bilbao

Ayer lunes, monseñor Jean Baptiste Sleiman, arzobispo de Bagdad y Nabil Nissan, director de Cáritas Irak, ofrecieron una rueda de prensa en la sede central de Cáritas Bizkaia en la que acompañados por Mikel Ruiz, Director de la entidad diocesana, y por Pilar Barrio, técnico de Cáritas Española para el Medio Oriente, destacaron las muchas necesidades que soporta la población iraquí, así como la ayuda y la acogida que desde la diócesis vizcaína se les ofrece. A primera hora de la mañana, el Obispo de Bilbao, mons. Ricardo Blázquez, celebró una eucaristía junto al prelado iraquí, quien destacó “como fuente de su fuerza ante las adversidades y las dificultades, la comunión eclesial”. Tras la rueda de prensa, mons. Sleiman y Nissan Nabil retornaron a Madrid desde donde se dirigirán a Roma.

La visita de mons. Sleiman y del director de Cáritas Irak a la diócesis bilbaína, hay que encuadrarla tanto en el deseo de conocer los programas de empleo, la acogida y la atención a las personas que se acercan en situación de necesidad, como al interés del arzobispo iraquí por hablar con mons. Blázquez, obispo de Bilbao y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española.
La diócesis de Bagdad es la destinataria de varios proyectos de colaboración de Caritas Bilbao dentro de los recursos destinados a la cooperación, que en el caso de Irak se centra en los programas destinados a paliar la situación que miles de familias desplazadas viven día a día en el país. “En el último año hemos destinado 47 mil euros al programa”, señala Mikel Ruiz, Director de Cáritas Bizkaia.
Cáritas Irak, se compone de 10 centros cuya tarea principal se centra en atender a las familias “en primer lugar, mediante la visita que asistentes sociales realizan a cada familia para determinar su situación. A partir de ese momentos se ofrecen ayudas para cubrir las necesidades de alimentación y de enseres básicos para la vivienda”, explica Nabil Nissan, director de Cáritas. Además se ofrecen ayudas especiales para personas con enfermedades graves, para la escolarización, así como ayudas específicas para las mujeres, en especial las madres, que constituyen uno de los perfiles principales de pobreza. La Cáritas de Irak se constituyó en 1992, por lo que Mikel Ruiz la calificaba de “organización joven”, de ahí la voluntad de conocer, como explicaba el director de Caritas Irak, “como se estructura aquí la ayuda, como se acoge a las personas. Estamos aprendiendo mucho aunque no se puedan trasladar muchas cosas por las diferencias de situación que se viven aquí y en Irak”, apuntó Nissan.

Nabil Nissan