18-06-2024 Martes, XI semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 El futuro es intercultural e interreligioso
19.12.2006

El futuro es intercultural e interreligioso

Ayer en el auditorio de las Juntas Generales en Bilbao, una veintena de jóvenes de diversos credos y procedentes de los cinco continentes protagonizaron una mesa redonda como último de los actos del 2º seminario de jóvenes sobre diálogo intercultural e interreligioso organizado por Pax Romana. Con la sala llena, durante dos horas, trataron de contar su experiencia de nueve días y se comprometieron en una declaración conjunta a multiplicar esfuerzos para crear redes y ser impulsores de iniciativas de diálogo.

     Thasi Choepel, un budista tibetano que vive en la India y que espera su primer hijo, insistió en que todas las religiones comparten elementos comunes, mientras que la portorriqueña Luisely reivindicaba la belleza de la mezcla, el “revolú”. Los testimonios más poderosos llegaron con Hasan, procedente de un campo de refugiados palestinos cerca de Belén, que lo primero que preguntó cuando le propusieron este seminario es si iba a haber judíos y saber que sí los habría le impulsó a aceptar; y con la ruandesa Zubeda, que recordó el genocidio sufrido en su país y afirmó que la justicia es el primer paso para la paz; y es que la mesa redonda llevaba una pregunta en su enunciado: “¿Podemos vivir juntos? Culturas y religiones desde la perspectiva de los jóvenes.

     La chilena Hermida tenía claro que hay que exponerse a formas distintas, estar abiertos, escuchar y sonreír, porque la humanidad es sólo una. Hoy regresan a sus países de origen y como dijo la noruega Briggitte: al volver descubrirán que algo en ellos ha cambiado, claro que la cuestión es qué hacer ahora.

     Cuando la Kenyata Stella Maris se fue a oír misa a la catedral de Bilbao acompañada por sus amigos musulmán, ortodoxo y budista y sin entender nada al oficiante pensó que había futuro. Ahora, para ellos ese futuro va a estar muy ligado a internet, el medio por el que continuarán en contacto, porque ya lo dijo la georgiana Katuna “lo más difícil del diálogo es el comienzo y el final”, igual que pasa con los aviones, el despegue y el aterrizaje necesitan mayor pericia.

     En el turno de preguntas hubo una recomendación para los organizadores, que han contado con el patrocinio del Gobierno Vasco y del Ayuntamiento de Bilbao para llevar a cabo esta iniciativa continuadora de la que el año pasado por estas fechas convirtió a Bilbao en capital del diálogo interreligioso por unos días. Esa recomendación llevaba formato de pregunta: ¿Para cuándo un seminario intercultural e interreligioso con gente de aquí? Y es que a nuestro alrededor, en nuestros barrios hay infinidad de testimonios que tal vez se nos hagan invisibles por estar tan cerca.

     Paul Ortega como maestro de ceremonias y máximo responsable internacional de Pax Romana se ha quedado con dos momentos especiales de todos los vividos en estos días. En primer lugar el encuentro en la sinagoga de Bayona con el rabino parisino David Meyer y el diálogo posterior entre él y el joven palestino Hasán; y la oración compartida en el santuario de Loyola, donde se mezclaron de manera natural credos, cantos e idiomas de todos los participantes.

     

Zubeda (Rwuanda) y Luisely (Puerto Rico)