13-04-2024 Sábado, II semana - pascua
Bizkeliza 5 Obispo 5 Numerosas reacciones tras el fallecimiento de on Juan Mari
18.02.2024
Un sabio y una persona muy querida

Numerosas reacciones tras el fallecimiento de on Juan Mari

Son numerosas las reacciones que se suscitaron a lo largo del día de ayer tras la noticia del fallecimiento del obispo emérito de San Sebastián. Junto a los medios de comunicación tradicionales, las redes sociales han recogido múltiples respuestas y testimonios en torno a la figura de Juan María Uriarte. Recogemos a continuación algunas de estas declaraciones. El obispo de Bilbao, Joseba Segura, señaló que ha sido una persona que ha dejado un gran legado a la Iglesia y a la sociedad.

Mons. Fernando Prado, obispo de San Sebastián

El obispo de Donostia publicó varios posts ayer en redes sociales. Así se despedía del obispo emérito: «Toda mi admiración y gratitud a quien ha sido desde mi juventud un verdadero Padre, hermano y amigo, imagen preclara del Buen Pastor. ¡Hasta el cielo!»

El martes, martes 20 de febrero, se celebrará una Eucaristía funeral solemne en la Catedral del Buen Pastor de San Sebastián a las 19 h., presidida por Mons. Fernando Prado Ayuso.

Mons. Mario Iceta, arzobispo de Burgos

Para el anterior obispo de Bilbao y actual arzobispo de Burgos, Mario Iceta, Juan María Uriarte ha sido un referente muy importante en las últimas décadas para la diócesis de Bilbao y en general para todas las diócesis vascas. «Durante la época de los obispos Añoveros y Larrea trabajó incansablemente en las líneas fundamentales de la pastoral de la diócesis de Bilbao, particularmente en la Asamblea diocesana, que marcó un antes y un después en la vida eclesial diocesana».

Iceta destaca que Uriarte contribuyó notablemente en la redacción de las cartas conjuntas y que la búsqueda del fin de ETA y de la promoción de una sociedad pacificada y reconciliada constituyó un elemento central de su ministerio. «En la conferencia episcopal han gozado de gran estima sus publicaciones sobre la vida y ministerio de los presbíteros y por ello ha sido invitado en innumerables conferencias, jornadas de reflexión, retiros y ejercicios espirituales más allá de nuestras fronteras. Su trato afable, capacidad de escucha, análisis ponderado y sosegado de las diversas cuestiones, afán de conciliación y vocación de servicio han marcado su modo de ser en el ejercicio del ministerio. Tras una larga y fecunda vida agradecemos y oramos por su eterno descanso en la paz del Señor».

Lehendakari Iñigo Urkullu

El lehendakari, Iñigo Urkullu se ha referido a Uriarte como «una persona buena, buena, de fe íntegra, entregado a la Iglesia y a su Evangelio. Una persona tan culta como humilde. Para mi, además, un amigo íntimo y un referente insustituible. Maestro».

Dice que siempre estuvo dispuesto a escuchar y a ayudar a quién lo pudiera necesitar. «Trabajador infatigable y discreto por la paz. Su contribución a la convivencia y a los derechos humanos fue inmensa e inagotable. Su pensamiento y su voluntad siempre centrados en la búsqueda de lo mejor para Euskadi y la sociedad vasca. Su vida y su obra ha sido fecunda. Ha ido practicando un camino a seguir».

Para Urkullu, su memoria es y será recuerdo «del trabajo gratuito y generoso por construir una sociedad más justa y una Iglesia mejor». Expresa sus condolencias a sus familiares, amigos y a toda la comunidad de la Iglesia vasca. «Iglesia tan afectada y que a sus rectores y compañeros y compañeras de On Juan Mari muestro mi recuerdo y condolencia. Gizon eta Gotzain handia, goian bego! Otoi eta oroi!»

Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao

Ángel Unanue, compañero y presbítero

Ángel Unanue le conoció con 12 años. «He vivido cerca de él 66 años, los últimos 10 como compañeros de piso. Quiero resaltar dos cosas muy serias: su amor a Jesucristo y a la Iglesia y, en otra dimensión, el cariño con el que nos hemos tratado. Tampoco olvidaré -dice Ángel- los momentos de alegría con los triunfos del Athletic. No se perdía un partido por la televisión cuando iba perdiendo por dos goles, se marchaba a su habitación. Le sigo viendo presente en el último banco de la iglesia del Carmen y en su sitio del comedor, con nosotros, los curas».

Álex Alonso, vicario territorial

Alex Alonso, actual vicario territorial de la vicaría IV, ha sido una persona muy cercana a Juan María Uriarte, a quien visitaba con asiduidad. «Él y Angel Mari Unzueta me acompañaron en mi recorrido vocacional». Alonso destaca la gran labor eclesial y social llevada a cabo por Uriarte «Ha sido un gran pastor y un gran acompañante espiritual. Un hombre muy preocupado por las vocaciones y por el Seminario, así como por los problemas de los compañeros curas: por la dimensión integral, por cómo les iba en la pastoral, en lo afectivo…»

Pili González, laica en el Carmen de Indautxu

Pili González, de la parroquia de El Carmen de Indautxu, ha sido una de las más estrechas colaboradoras de Juan Maria Uriarte, desde hace más de 14 años. Desde la jubilación de Uriarte, cuando éste se trasladó a vivir a El Carmen, Pili y su marido, Iñaki Cabezón, han colaborado con él. Ella ha sido quien ha trascrito todos sus textos, todos sus libros “he sido su ordenador”, dice Pili. Iñaki, por su parte, le ha ayudado en tema de papeleos, recogida de documentos, recados, correos… La última vez que Uriarte acudió a Pili fue el viernes pasado, el 9 de febrero, dos días antes de darle el ictus. Uriarte ha estado muy activo hasta el final de sus días.

Lo define como un hombre íntegro y cercano, como un gran creyente, “Juan Mari decía muchas veces que tenía ganas del gran encuentro con el Padre. Lo decía, en las cartas o en conversaciones. Ya ha llegado ese momento de encuentro”.

Inmaculada Gallastegi, amiga y ex secretaria de Uriarte

Durante varios años, Inma Gallastegi fue la secretaria personal de Uriarte en el obispado de Bilbao, hasta su nombramiento como obispo de Zamora. “El me pidió para ser su secretaria y yo siempre le he estado agradecida. Aprendí mucho con él. Una persona inteligente que ha aportado tanto a la Iglesia y que ha luchado para conseguir la paz”.

Gallastegi destaca el trabajo que Uriarte hizo para que Radio Popular y Bizkaia Irratia fuesen emisoras diocesanas. “Seguro que desde arriba nos ayudará mucho. Allí estarán juntos mi marido (Juan Mari Iraolagoitia, anterior director de Bizkaia Irratia), Angel Mari Unzueta, Karmelo Etxenagusia y otras personas de la radio que también fallecieron hace unos años”.

Manu Arrue, responsable de pastoral penitenciaria de la Diócesis de San Sebastián

Arrue ejerció durante algunos años como responsable del área de Paz y Reconciliación de la Diócesis de Bilbao. Considera que Juan Mari fue un «maestro de la reconciliación».

Comentarios en una de las cuentas en redes de la Diócesis de Bilbao

Mons. Juan María Uriarte.