27-02-2024 Martes, II semana - cuaresma
Bizkeliza 5 Portada 5 El párroco de San Nicolás se disculpa públicamente
06.02.2023
Anuncia que el año que viene se bendecirán los cordones desde primera hora

El párroco de San Nicolás se disculpa públicamente

Bilboko San Nikolas eleizako parrokoak parkamena eskatu dau publikoki San Blas egunez sinisdun ugari kordelen bedeinkazino barik geratu ziralako. Datorren urtean bedeinkazinoak ordu erdiro egingo dirala iragarri dau.
El párroco de la iglesia San Nicolás de Bilbao ha pedido disculpas públicas a todas las personas que se quedaron sin la bendición de los cordones el día de San Blas. Luis Alberto Loyo, ha pedido perdón a la feligresía en las misas que se han celebrado este fin de semana en la Unidad Pastoral del Casco Viejo. Ayer, en la eucaristía que se emite en directo desde la página web del Obispado y por Telebilbao, manifestó su pesar por lo ocurrido y señaló que, tras tomar nota este año, "el que viene, tendremos bendiciones desde primera hora, cada media hora".

El domingo 29 de enero, el párroco de San Nicolás y deán de la catedral de Santiago, Luis Alberto Loyo, anunció que el día de San Blas y por seguridad sanitaria, se consideraba oportuno que este año tampoco se bendijeran los cordones.

Sin embargo, tras la recepción de muchas llamadas por las que se instaba a la parroquia a que se reconsiderara esa postura, finalmente, se decidió realizar cuatro bendiciones a lo largo del día. Pero, «pudo más el santo que mis previsiones«, señaló el párroco, ya que la presencia de gente fue muy numerosa desde primera hora de la mañana.

Ante esta situación, finalmente, a partir de las 11 h., se dieron bendiciones cada media hora. Hubo muchas personas que se presentaron antes que esa hora y que se quedaron sin la bendición, a las que el párroco pidió ayer «sinceras disculpas» .

Del mismo modo, el responsable de la Unidad Pastoral del Casco Viejo destacó que ya «hemos aprendido para el año que viene. Porque la devoción al santo es mayor que los temores a las gripes, a las pandemia..» . Agradeció a los colaboradores que estuvieron todo el día acompañando «desinteresadamente» su «paciencia, tesón y entrega con la que realizaron su tarea«. Y volvió a pedir perdón.

El año que viene, por tanto, habrá bendiciones cada media hora, desde primera hora.

Luis Alberto Loyo, ayer en la homilía de la catedral