12-06-2024 Miércoles, X semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 El servicio gratuito de escucha cumple su primer mes
11.07.2006

El servicio gratuito de escucha cumple su primer mes

Se ha cumplido un mes desde que tres religiosas y dos religiosos comenzaron en Bilbao con una nueva experiencia, auspiciada por la CONFER Diocesana de Bizkaia, consistente en un “servicio de escucha” para todo aquel que necesitase contar algo y no tuviese a quien hacerlo. No se trata de una escucha normal consistente en “dejar hablar” sino que requiere centrarse en el otro y supone realizar un esfuerzo, para que sea realmente escucha terapéutica y acompañante. "Por eso, porque la cualidad de escuchar está poco utilizada en el sentido de poder ayudar a otras personas, de forma sistemática decidimos poner en marcha esta experiencia".

     Durante este tiempo han sido nueve las personas que se han acercado hasta los locales que les ofrecieron desinteresadamente los PP. Agustinos en la calle Iparraguirre, de Bilbao, en el número 24 y donde están todos los martes de seis a ocho de la tarde y los jueves de diez a doce de la mañana. Se puede contactar por teléfono de lunes a viernes de 9,30 a 13,00 en el siguiente número: 944 667 929.

Todavía no es una cifra muy elevada pero ya muestra una recepción más que positiva, sobre todo teniendo en cuenta que es justo al principio cuando más cuesta hacer mover una “rueda” que luego va girando gracias a la divulgación que supone en “boca a boca” de aquellos que de una manera u otra han tenido referencias de esta iniciativa.

     Los religiosos que llevan a cabo este servicio consideran la escucha como una de las formas más eficaces de respeto, uno de ellos recuerda a un profesor que le decía: “la escucha es una de las caricias positivas más apreciadas por la gente”. Y tienen muy claro que saber escuchar significa ir más allá de las palabras para entrar en el mundo interior del otro y valorar las cosas desde su perspectiva. Una de las necesidades más grandes del ser humano es la de comunicarse, la de manifestarse, la de ser comprendido. Pero esto no puede ocurrir si, por la otra parte, no existe una persona que escuche. Desde hace un mes, en Bilbao, ya hay un grupo de gente que ofrece, de manera gratuita, este servicio.