13-06-2024 Jueves, X semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Esta tarde en Santurtzi, procesión marítima de la Virgen del Carmen
09.07.2009

Esta tarde en Santurtzi, procesión marítima de la Virgen del Carmen

Hoy se celebra la festividad de Nuestra Señora del Carmen, patrona de varias localidades vizcainas entre las que destacan Santurtzi, Barakaldo o Amorebieta. En Santurtzi, a las seis de la tarde, los arrantzales sacarán la imagen de la Virgen del Carmen de la parroquia de San Jorge, que, acompañada por las autoridades, grupos de danzas, bandas de música y fieles, será llevada hasta el puerto pesquero para ser embarcada en una lancha, que desde hace tiempo combina tradicción y modernidad al utilizar tanto remos como motor.

La Procesión de la Virgen del Carmen es el acto más popular y querido de todas las fiestas santurzanas. Es la exaltación de las gentes que ríen, cantan, festejan y rezan a su Patrona, la Virgen del Carmen. Es el homenaje del pueblo -de todo signo político y religioso- a sus hombres y mujeres del mar y recuerdo  peremne de ayuda en las duras jornadas de borrascas y tempestades. La Banda de Música desplegará su armonía, marcando el ritmo a dantzaris con trajes de fiesta mayor y sardineras descalzas con su cesta de mimbre. El clero y las autoridades cerrarán el cortejo de la Virgen camino del embarcadero del Puerto Pesquero.
En el acto participarán numerosas embarcaciones, aunque el número ha decrecido en los últimos años ante la exigencia de que tengan todos los papeles en regla, incluido el seguro, para evitar posibles contingencias. Tras la procesión, hacia las siete y media de la tarde, se celebrará una eucaristía en la misma parroquia de San Jorge. La procesión del Carmen fue instaurada en 1907, cuando el Papa Pio X declaró a esta virgen canónica de la localidad. Desde entonces, cada 16 de julio se hace a la mar escoltada por infinidad de embarcaciones. Otras localidades como Plentzia o Castro Urdiales, también celebran la fiesta con una procesión matítima.
Txomin Perales, párroco de san Jorge, recuerda que esta “no es una fiesta más, es la fiesta de nuestra patrona, la del Carmen, que nos trae recuerdos y nostalgias de nuestra niñez. Nos hace pensar en el escapulario que nuestra madre nos colocó en el cuello siendo niños/as. Era como llevar a la Virgen a cuestas, estar con ella todo el día, llevarla pegada a la piel. Una presencia que animaba a llevar una vida cristiana no sólo cuando se estaba en la iglesia rezando, asistiendo a misa o participando en algún acto”, y, continua diciendo que “hoy, pasado el Vaticano II, muchas de esas devociones han caído. Pero a veces tengo la impresión de que habiendo limpiado nuestra fe de muchas adherencias accidentales, se nos ha ido la mano y hemos perdido algo de lo esencial. María sigue siendo un elemento clave en la  vida cristiana. María es la que se sitúa en medio de la comunidad cristiana y nos recuerda y señala siempre a Jesús», concluye.