13-06-2024 Jueves, X semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 «Ha sido una buena experiencia»
20.07.2009

«Ha sido una buena experiencia»

Ana Díaz-Beitia, Anatxu, es desde hace un año, Responsable del Servicio de acompañamiento al laicado con encargo-encomienda pastoral (SALE). Durante este curso, esta sestaotarra y militante de Acción Católica General, de 42 años, ha combinado esta tarea con la de responsable de Pastoral Familiar en Sestao. Este servicio, anteriormente unido al Servicio Diocesano de Formación del Laicado, supone una nueva etapa para el acompañamiento al laicado con encomienda pastoral. Anatxu nos acerca a la experiencia de este curso.

¿Cómo ha ido este primer curso al frente del SALE?
Como en toda tarea que comienza, ha sido un año de conocer la realidad, a las personas y sus situaciones,  las estructuras pastorales y, al mismo tiempo, de retomar o continuar el trabajo realizado por las personas que me han precedido en esta labor.
¿Qué te ha supuesto en lo personal?
Me he encontrado muy a gusto, salvando poco a poco los miedos iniciales, los errores y confusiones cometidos por desconocimiento de la labor. A lo largo del curso he ido entrando en relación  con personas que, desde la gratuidad y la disponibilidad, dedican mucho tiempo, esfuerzo, ilusión y cariño en el anuncio de la Buena Noticia del Evangelio y en la construcción y dinamización de nuestras comunidades cristianas. Conocer sus historias personales de fe y su recorrido eclesial, compartir sus logros y dificultades en la misión o detectar sus necesidades de acompañamiento ha sido para mí una experiencia grata, y, a veces también dolorosa, que me ha ayudado a releer mi propia historia de fe y de pertenencia a nuestra Diócesis.
También ha sido una buena experiencia de trabajo en equipo. Ya que en el SALE participamos Juan Mari Bautista como consiliario y yo como responsable. Además, periódicamente, nos juntamos en Comisión de Seguimiento con el vicario general y la delegada de Apostolado Seglar.
¿Que hace un departamento de acompañamiento al laicado con encomienda?
El SALE es un servicio dependiente de Vicaría General, que anteriormente estuvo unido al Servicio Diocesano de Formación del Laicado y su responsable era el/la directora de dicho servicio. En estos momentos se ha visto más conveniente hacer la distinción entre Formación y Acompañamiento, siendo asignada la primera al IDTP-Formación del laicado y lo segundo, el Acompañamiento, al SALE.
Dicho de forma sencilla, nuestro cometido es ayudar a que en cada territorio, departamento o secretariado diocesano, el laicado que tiene encomendado un encargo pastoral con responsabilidad última, pueda desarrollar su trabajo en unas buenas condiciones, desde sus inicios hasta su final. En concreto, esta ayuda se centra en cinco aspectos fundamentales que deberían ir garantizándose en cada laico al que se le hace un encargo pastoral y que abarcarían, dicho de forma telegráfica, desde cuidar los procesos de discernimiento, garantizar la redacción de un nombramiento y encomienda pastoral en el que quede escrito qué tareas se piden y para cuanto tiempo, hasta favorecer que la persona esté acompañada en la tarea encomendada, pasando por tener acceso a una formación teológica adecuada a la tarea y a la persona o cuidar la vivencia espiritual, mediante el ofrecimiento de espacios de oración y retiros, por ejemplo.
¿Cómo trata el SALE de cuidar el acompañamiento?
Para tratar de llevar adelante todo esto, realizamos nuestra labor a través del contacto directo con los vicarios, los responsables pastorales, el laicado con encargo pastoral, acompañantes personales y formación del laicado, entre otros. En el caso del laicado remunerado, desde hace ya muchos años se ha ido conformando una estructura de reuniones de fase o grupo y otras conjuntas que ahora se amplían también a las personas que realizan su tarea desde el voluntariado. En el caso de éstas últimas, se está teniendo desde años atrás algunos encuentros anuales, a los que intentaremos dar periodicidad y estabilidad el próximo año.