23-06-2024 Domingo, XII semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Hoy comienza en la Iglesia Universal el año santo sacerdotal
19.06.2009

Hoy comienza en la Iglesia Universal el año santo sacerdotal

Con ocasión del 150 aniversario de la muerte de san Juan María Vianney, conocido como el santo cura de Ars, patrono de todos los párrocos del mundo, hoy, día de la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, comienza en la Iglesia Universal el año santo sacerdotal, que será inaugurado por el Santo Padre y clausurado el 19 de junio de 2010.

     El año santo sacerdotal pretende, en palabras del Papa Benedicto XVI “favorecer esta tensión de los sacerdotes hacia la perfección espiritual“, así como ocasión para un período de intensa profundización de la identidad sacerdotal, de la teología sobre el sacerdocio católico y del sentido extraordinario de la vocación y de la misión de los sacerdotes en la Iglesia y en la sociedad. Para todo eso será necesario organizar encuentros de estudio, jornadas de reflexión, ejercicios espirituales específicos, conferencias y semanas teológicas en las facultades eclesiásticas, además de estudios científicos y sus respectivas publicaciones. Se trata de un año de oración de los sacerdotes, con los sacerdotes y por los sacerdotes, y de renovación de la espiritualidad del presbiterio y de cada uno de los presbíteros.
     
     En ese contexto, la Eucaristía se presenta como el centro de la espiritualidad sacerdotal, así como su continuidad en la adoración eucarística por la santificación de los sacerdotes. Año de celebraciones religiosas y públicas que conduzcan al pueblo, a las comunidades católicas locales, a orar, a meditar, a festejar y a brindar el debido reconocimiento al ministerio entregado y fiel de sus sacerdotes. Año positivo y propositivo en el que la Iglesia quiere decir, sobre todo a los sacerdotes, pero también a todos los cristianos y a la sociedad mundial, mediante los medios globales de comunicación, que está orgullosa de sus sacerdotes, que los ama y los venera, que los admira y reconoce con gratitud su trabajo pastoral y su testimonio de vida.