12-06-2024 Miércoles, X semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 “La creatividad debe estar anclada en el bien común”
19.05.2009

“La creatividad debe estar anclada en el bien común”

Esta fue una de las propuestas que se hicieron ayer por la tarde durante la celebración, en la casa de Ejercicios de Begoña, del "World café", centrado en el tema de la actual crisis, en el que tomaron parte 40 personas de distintos organismos diocesanos y que se llevó a cabo de forma simultánea con otras 120 organizaciones del País Vasco convocadas por la Agencia Vasca de Innovación, Innobasque.

Con el enunciado “Queremos salir cuanto antes de esta crisis y hacerlo con mejor preparación para superar los cambios señalados ¿Qué medidas concretas proponemos para encarar esta transformación?” Innobasque quiso que los asistentes debatieran y realizaran propuestas en torno al tema tratado. El 18 de junio, en su asamblea general, darán a conocer los resultados de todos estos encuentros simultáneos que reunieron, en distintos puntos del País Vasco, a más de 5.000 ciudadanos de 120 instituciones, empresas y entidades que aportaron sus particulares “recetas” contra la crisis.
 Muchas fueron las propuestas realizadas ayer por los asistentes al «World café» celebrado en la casa de Ejercicios de Begoña. La dinámica del encuentro fue de trabajo por grupos en torno a un café, en el que rotaban los componentes y se debatía sobre el enunciado principal. Al final de la sesión se hizo un resumen de las propuestas, varias de las cuales fueron aludidas reiteradamente, como la de recuperar los valores básicos de austeridad y solidaridad; la educación social en valores, así como ser capaces de transmitirlos a distintas generaciones.
También se habló de implicar a la Iglesia como agente de cambio de valores sociales, “que la Iglesia como institución tenga claro que transformar mentalidades es tarea suya y que colabore con otros agentes sociales y se preocupe de lo ‘social’”, señalaba un grupo “que la Iglesia intente aportar”. Delimitar los sueldos y los beneficios abusivos también fue uno de los temas tratados, así como la importancia de un consumo responsable y solidario o el establecer sistemas que garanticen una renta básica para toda persona en situación de desamparo.
En las reflexiones aportadas también se señalaba la importancia de limitar el poder de entidades financieras y la transparencia fiscal así como la redistribución de la riqueza en base a la fiscalidad progresiva y al reparto de empleo. Un grupo quiso reseñar que en este momento es necesario dinamizar medidas con visión Norte Sur: 0,7% +, y la libre circulación de personas. También se propuso apostar por el decrecimiento económico y la reducción de la huella ecológica.
La agencia vasca de Innovación Innobasque es una entidad sin ánimo de lucro que pretende “impulsar, y liderar la reflexión en torno a la innovación” y estos encuentros están orientados a la búsqueda de propuestas y acciones concretas sobre un tema. La reflexión se hace desde un tono informal “una oportunidad para charlar sobre una cuestión que nos preocupa”, según los organizadores. El presidente de Innobasque, Pedro Luis Uriarte, tildó estos encuentros de “pioneros” y aseguró que deben servir de ayuda “para sentar las bases de una sociedad con capacidad de dar respuesta” al difícil momento por el que atraviesa.
 
El evento celebrado ayer estuvo englobado dentro de Woka Euskadi, un importante proyecto de movilización social, impulsado por Innobasque en el marco del Año Europeo de la Creatividad y la Innovación. La Curia Diocesana participó, junto con más de 120 encuentros simultáneos en otras organizaciones en los que se debatió la cuestión de “cuál es o debe ser nuestra aportación, personal y colectiva, para avanzar hacia la segunda Gran Transformación Vasca, en el contexto de la actual crisis”. El objetivo es el de trasladar a la sociedad la opinión de los participantes de todo tipo de entidades de diferentes naturalezas, empresas, instituciones y personas sobre lo que debe significar el proyecto de transformación social. Los organizadores creen que el mensaje de “una sociedad pensando colectivamente qué hacer para transformarnos y superar la crisis tiene mucha fuerza”.