24-02-2024 Sábado, I semana - cuaresma
Bizkeliza 5 Portada 5 «La Iglesia, está llamada a evangelizar, a ser Iglesia en salida”
03.07.2017

«La Iglesia, está llamada a evangelizar, a ser Iglesia en salida”

Ayer lunes, 3 de julio, concluyó la XXVII edición del Encuentro de Pastoral del Sordo y Sordociego que ha tenido nuestra Diócesis de Bilbao como sede. Maite Valdivieso Peña, de la Delegación Diocesana de Caridad y Justicia, pronunció la conferencia final titulada “La Iglesia, llamada a Evangelizar”.

Maite, en su intervención se refirió a varios textos de la historia de la Iglesia, que está llamada –dijo- “a comunicar la Buena Noticia del Evangelio en medio del mundo, de nuestro mundo, de nuestro pequeño mundo”. Destacó, por ejemplo, algunas ideas de la Exhortación Apostólica de Pablo VI “Evangelii Nuntiandi” (1975): “Evangelizar significa para la Iglesia llevar la Buena Nueva a todos los ambientes de la humanidad y, con su influjo, transformar desde dentro, renovar a la misma humanidad: ‘He aquí que hago nuevas todas las cosas’. (E.N. nº18).
Otra de las ideas que remarcó Maite a lo largo de su charla fue que “tenemos una Buena noticia que comunicar. El proyecto de Dios –dijo- es un proyecto de humanización, de comunión”. Prosiguió su intervención incidiendo en que, desde el amor incondicional de Dios, “su proyecto para cada persona, es proyecto de humanización, donde nos descubrimos como hijos e hijas suyos, queridos, creados a su imagen y semejanza, decididos a vivir a la manera de Jesucristo, llamados a vivir la fraternidad, a sentirnos hermanos, familia”.

Ser Iglesia en salida, un desafío
Maite dijo que hay que ser Iglesia de puertas siempre abiertas a todos, pero en primer lugar para aquellos a quienes se les cierran todas las puertas-“que no espera que el pueblo venga a ella, sino que, por ser Iglesia, buscamos caminar con el pueblo, ser y hacernos pueblo, para servirle… Salir callejear, ir hacia, cercanos a la vida que se presenta en lo cotidiano, en lo cercano y en lo lejano desde es sentirnos familia humana, nada hay que afecte al ser humano que nos resulte ajeno”.
“Ser Iglesia en salida es nuestro desafío de cada día, -dijo- la permanente llamada que espera siempre nuestra respuesta”. 

Tenemos –dijo- muchos cauces: compartir bienes, tiempo, nuestros “saberes”, conocimientos, habilidades … el modo como nos planteamos el consumo (Comercio justo, cooperativas de consumo, productos ecológicos…). Otros modos de plantearnos la economía, la banca (banca ética), el consumo energético, el reciclaje…. El compromiso como voluntarios, en una asociación, el apoyo a una ONG, a un proyecto de solidaridad…