24-05-2024 Viernes, VII semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Las dominicas de Elorrio y Lekeitio, ejemplos de compromiso y entrega desde la clausura
05.08.2021
800 aniversario del fallecimiento de Santo Domingo de Guzmán

Las dominicas de Elorrio y Lekeitio, ejemplos de compromiso y entrega desde la clausura

Mañana, día 6 de agosto, la orden dominica recuerda el 8º centenario del fallecimiento de su fundador: Santo Domingo de Guzmán. En Bizkaia la congregación cuenta con dos comunidades femeninas, una en Lekeitio y otra en Elorrio. La única comunidad masculina, de Atxuri, se trasladó a Vitoria-Gasteiz, pero sigue atendiendo el templo los fines de semana. Las monjas de clausura de Elorrio han trasladado la fiesta al sábado, 7 de agosto, a las 12:00. En la Eucaristía celebrarán la profesión temporal de sor Ana, de procedencia Keniata y que tras tres años y medio conviviendo en el monasterio ha decidido dar un paso más previo a sus votos perpetuos. Las 11 monjas que forman la comunidad de las Madres Dominicas de Lekeitio y los lekeitiarras que quieran acudir, celebrarán una misa mañana, presidida por el presbítero José Agustín Maiz, a las 11:30 h. Sor Benita, priora de la comunidad, con 60 años de vida contemplativa y sor Elena, formadora de las jóvenes novicias, quien entró hace 54 años al monasterio, responden a algunas cuestiones en torno a la vida de clausura. 

¿Ha cambiado mucho la situación durante estos años de `confinamiento voluntario´?

Muchísimo, tanto en la sociedad como en nuestro devenir diario. Antes, cuando nuestros padres enfermaban por ejemplo, no teníamos permiso para salir a visitarles o para hacer algún recado… Ahora la situación ha cambiado. El confinamiento por la pandemia no nos ha afectado en absoluto. Sí que hemos tenidos menos visitas, pero, nosotras seguimos con la misma rutina.

¿Qué relación mantienen con los Lekeitiarras?

Nos quieren mucho y nosotras a ellos. Aunque no hayamos nacido aquí nos consideramos del pueblo después de tantos años viviendo en la localidad.

¿Qué nos puede enseñar a esta sociedad la vida de clausura?

Que hay muchas cosas a las que se les da importancia, pero que no la tienen. Lo más importante es hacer una vida tranquila y sosegada en caridad y con amor. Sabiendo que esta vida se pasa, pero no hay que vivir con angustia sino valorando lo que tenemos.

¿Por quiénes rezan las monjas?

Nos han empezado a enviar las esquelas de cada difunto del pueblo. Rezamos por ellos, por los fieles difuntos, por los arrantzales, por los bienechores, las personas enfermas, por los que no tienen trabajo…

¿Os preocupa la falta de vocaciones?

No hay vocaciones para sacerdote o religioso, pero tampoco para sacerdotes. No hay vocaciones porque la gente no se quiere comprometer. Parece que la gente tiene miedo a comprometerse. El amor supera todo egoísmo.