14-06-2024 Viernes, X semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Los directores de Centros Diocesanos viajan a Irlanda del Norte
24.01.2006

Los directores de Centros Diocesanos viajan a Irlanda del Norte

Ayer lunes partió hacia Irlanda del Norte una expedición compuesta por diecisiete directivos de los centros de enseñanza que la Diócesis tiene en Bizkaia. Tras una jornada en la que viajaron de Loiu hasta Belfast, con escala en Londres, hoy martes visitarán en el Ulster varios centros de educación infantil, primaria y secundaria; y para mañana tienen prevista la visita a una escuela profesional, conviene recordar que cinco de los quince centros de enseñanza diocesanos son escuelas de formación profesional.

     Pasado mañana, jueves, tienen previsto un encuentro con la directora del colegio St. Mary´s de Creggan, Geraldine Keegan. Este colegio ha obtenido el más alto galardón europeo en materia de calidad pese a partir de una situación de grave exclusión entre la mayoría de su alumnado. Tras el encuentro la expedición de Centros Diocesanos girará una visita al colegio para conocer “in situ” su modo de operar ya que es considerado modélico a nivel europeo.

     Precisamente Centros Diocesanos va a ultimar los detalles para una próxima conferencia que Mrs. Keegan ofrecerá en el Palacio Euskalduna de Bilbao el próximo mes de febrero para que ella misma explique los secretos de una profunda transformación.

     El ejemplo irlandés de calidad educativa:

El St. Mary’s School es un colegio para niñas de 11 a 18 años enclavado en una conflictiva zona de Irlanda del Norte. Geraldine Keegan llegó a él hace 16 años para ser su directora y emprendió la tarea de convertirlo en un centro donde primara la calidad de la enseñanza. Tras once años de gestión logró (2001) el Premio Europeo de Calidad.

Cuando Geraldine llegó al St.Mary´s, se encontró un centro ubicado en una de las regiones más desfavorecidas de Europa, en medio del conflicto norirlandés y anclado en un gris pasado educativo. “Había una filosofía de trabajo centrada en el profesorado y no en el alumnado. Los profesores trabajaban aislados unos de otros, no se conocían los conceptos de dirección y gestión, no había una planificación sistemática, se desconfiaba de que las prácticas empresariales se pudieran aplicar a la gestión de un centro docente, no había trabajo en equipo y la comunicación era muy escasa”.

A partir de 1991 empezaron a utilizar modelos de calidad como instrumentos para mejorar el centro e implantar una nueva filosofía que Keegan resume en los siguientes términos: “Un centro fácilmente accesible, centrado en lograr mejores resultados para los alumnos, donde impere el espíritu de trabajo en equipo, que ayude al personal a confiar en su trabajo y vea con buenos ojos el cambio y las innovaciones, y en el que se establezca una buena comunicación interna y externa, y donde se implique a todos en la mejora del centro”. Quería transformar el centro de arriba abajo y entre todos lo lograron.

Contaron con la ayuda de la empresa Desmond, fabricante de ropa para Marks y Spencer. Gratuitamente, ya que el centro contaba con muy pocos recursos, “nos guiaron en el proceso de autoevaluación”. Se repartieron cuestionarios a todos y se celebraron reuniones periódicas entre el personal docente y el no docente para mejorar el centro (cosa que se sigue haciendo)”, ha explicado Geraldine Keegan en alguna de sus numerosas comparecencias públicas .

La clave del cambio quizá haya sido ésa, que se involucró a todo el mundo en la mejora y se dio un papel protagonista a quien de verdad lo es: el alumnado. ¿Cuáles han sido las consecuencias? La mejora en todos los ámbitos y elementos del centro, y en los resultados académicos. Lo avalan la veintena de premios que el colegio ha recibido, incluido el Premio Europeo de Calidad.

G.Keegan