27-09-2022 Martes, XXVI semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Obispo 5 Mons. Segura se encomienda a San Valentín para llegar a ser como él, un obispo bueno y entregado
04.07.2021

Mons. Segura se encomienda a San Valentín para llegar a ser como él, un obispo bueno y entregado

El obispo de Bilbao ha realizado su primera visita a Elorrio como obispo "que no la última", tal y como ha manifestado a la feligresía en la misa mayor del Día del co-patrono de Bizkaia. Al igual que ayer en su toma de posesión, Mons. Segura ha tenido muy presente al santo dominico que nació en Elorrio hace 194 años y que fue decapitado en Vietnam tras tres años de ministerio episcopal. El párroco, Iñaki Jauregi, ha dado la bienvenida al nuevo prelado y le ha agradecido en nombre de los presentes, su participación en el día grande de la localidad. Han sido muchas las personas que han querido acercarse y saludar al obispo, tras la finalización de una eucaristía en la que ha realizado su primera declaración de intenciones, con ánimo de "acertar". Fragmento de vídeo aquí.

«Gracias a Dios aquí no tengo que ser profeta, solo obispo. Pero me gustaría acertar en este ministerio. Mi trabajo no será seguramente fácil, pero sí menos peligroso que el de San Valentín. Quiero encomendarme hoy aquí, ante vosotros para poder llegar a ser como él: un obispo bueno, entregado, un obispo dispuesto a dar sus cualidades y su vida por la gente, un obispo que cree en el Evangelio y que está convencido que hay mucha riqueza en ese libro, en esa palabra en esa experiencia y lo quiere comunicar a todos los que pueda. Un obispo como Valentín: valiente, transparente, animoso. Alguien que, porque ha puesto su confianza en la fuerza de la Cruz no va a desanimarse. Un obispo que descansa en la sencillez del Buen Pastor«, son algunas de las intenciones que ha dado a conocer públicamente el obispo de Bilbao en su primera celebración tras la toma posesión de ayer.

Visita a las monjas dominicas 

Antes de la eucaristía, Mons. Segura ha visitado a las Madres Dominicas del convento de Santa Ana, lugar en el que sirvió como monaguillo San Valentín de Berriochoa. Ha departido con ellas y les ha contado varias anécdotas de su vida: sus experiencias cuando fue a estudiar a EEUU, su manera de entender la Iglesia y la fe, el tiempo de misión, su forma de aceptar responsabilidades tratando de «estar a gusto« allá donde le toque. Ahora como obispo,  «hasta que me jubile», ha señalado, aunque la madre superiora le ha respondido jocosamente que «igual no«, lo que ha provocado algunas risas.

El obispo se ha interesado por la situación de la comunidad, en la que la mayoría son de procedencia Keniata. Les ha preguntado por sus costumbres y su idioma a lo que han respondido que «además del inglés, hablan swahili y un idioma propio». Mons. Segura les ha prometido que volverá y para celebrar una misa con ellas, si así lo quieren. La única condición que les ha puesto ha sido la de pedir cita a su secretario, «del que me fio mucho, al igual que de otras muchas personas que trabajan conmigo», les ha indicado. 

Ha sido un encuentro cordial, distendido y cercano que las monjas han agradecido. Una vez ha salido por la puerta se mostraban muy contentas. Tanto, que han querido mostrar su alegría cantando espontáneamente eskerrik asko Jauna!, por poder disfrutar de esta festividad también con la feligresía ya que, hoy han reabierto las puertas de la iglesia, tras más de un año cerradas.