28-09-2022 Miércoles, XXVI semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Olatz y Mila, las caras sonrientes de la IX edición del Goazen!
22.09.2022
Este próximo sábado, 24 de septiembre, en los Jesuitas de Indautxu

Olatz y Mila, las caras sonrientes de la IX edición del Goazen!

Zapatu honetan, irailaren 24an, Kurtso hasierako Goazen! ekitaldiaren aurkezleak Mila Dominguez eta Olatz Hilario izango dira. Biak ala biak San Ignazio Pastoral Barrutiko partaide dira. Alkarrizketa honetan euren Eleiz ibilpidearen barri emoten dabe. 
Mila Domínguez y Olatz Hilario presentarán el evento de inicio de curso que tendrá lugar este próximo sábado en los Jesuitas de Indautxu. Ambas son miembros de la Unidad Pastoral de San Ignacio y serán quienes dirijan una celebración a la que se han inscrito 400 personas y que se emitirá en directo desde esta página web. La novena edición del Goazen!, se presenta con una novedad fundamental: supondrá el arranque del VI Plan Diocesano de Evangelización. Los territorios, las vicarías de la Diócesis, cobrarán protagonismo en una jornada llena de color, tal y como reza uno de los lemas: Mila kolore. El otro slogan del cartel se refiere a la importancia de dar testimonio, una cuestión que quedará reflejada en el acto público. Olatz y Mila son las primeras en ofrecer su experiencia eclesial en esta entrevista..

Olatz Hilario y Mila Domínguez pondrán cara y voz al Goazen!, la jornada de inicio de curso.

La fuente eclesial de Olatz, es la parroquia de San Ignacio y la comunidad de monjas del Colegio Madre de Dios. Desde los 8 años formó parte del grupo eskautak de La Salle. Activa y comprometida con varios grupos, su condición de madre le llevó a priorizar esta dimensión lo que le alejó de la vida comunitaria. Actualmente, dice que ha «vuelto a la carga«, aun asumiendo que no es tan joven para muchas cosas. Pero no le faltan ni ganas, ni ilusión.

Mila proviene de Deusto, de San Felicísimo, donde se confirmó y siguió en los grupos de referencia. Al casarse y cambiar de barrio le pareció «lo más lógico» comenzar a apoyar la parroquia del barrio. Comenzó a impartir catequesis en Juan XXIII y a vincularse con las celebraciones de la familia. «Y ya sabéis como es esto de la Iglesia, dices sí una vez y ya es un no parar», señala con su característica sonrisa.

¿A qué os dedicáis principalmente en la parroquia?

Olatz- Tengo la suerte de ser acompañante de familias en catequesis. No me gusta decir que soy “catequista”, vivo y acompaño a las familias en el proceso en el modelo de la “catequesis familiar”.

Disfruto y aprendo en un grupo de mujeres llamado “Ruah”, donde escuchamos a Jesús lo mucho que nos quiere y anima como mujeres cristianas. Intentamos aprender a leer entre líneas y vernos reflejadas en una Iglesia que también nos debería ver y escuchar.

Participo en el grupo que prepara y dinamiza las misas y celebraciones familiares los domingos en la iglesia San José Obrero –Elorrieta-

Soy coordinadora de catequesis (ambos modelos: convencional y familiar) en la Unidad Pastoral de San Ignacio.

Mila: Actualmente pertenezco al grupo Ruah, un grupo de mujeres cristianas que desde el estudio de la teología feminista oramos, reflexionamos y vivimos nuestra fe. Formo parte del equipo ministerial y del grupo de preparación de las celebraciones de la familia.

También, desde hace un par de años preparo, junto a mi hijo Iñaki, un podcast semanal con información, noticias, reflexiones… de la Unidad Pastoral de San Ignacio.

¿Cuáles son los principales retos de la Unidad Pastoral a principios de curso?

Como siempre, afortunadamente, tenemos muchos retos, pero el más importante en estos últimos tiempos es el de la acogida: Ser UP acogedora.

Acercarnos al barrio, a la juventud, a las personas en situación de vulnerabilidad, a las personas mayores que tienen miedo tras la pandemia y no se atreven a volver a la iglesia …

Este año tenemos programada la Asamblea de la UP para noviembre (otros años la hacíamos a principio de octubre) con intención de llevar para entonces bien trabajados los intereses, retos y necesidades en los grupos y lograr una mayor cohesión comunitaria.

¿Cómo afrontáis la petición de presentar el Goazen!?

Con un poco de nervios e ilusión a partes iguales. ¡Esto del sí a las encomiendas nos mete en unos líos!

Mila kolore, lekuan lekuko. Una manera alegre y comprometida de comenzar ¿Lo necesitamos?

Si, necesitamos color, alegría, ilusión; necesitamos puertas abiertas y risas; necesitamos llenar las iglesias (y las calles) de la esperanza del ser y sentir a Jesús en nuestras vidas. Y aunque de colores, no tenemos que dejar de ver la realidad, que los grises también son colores a acompañar.

Mila y Olatz en los locales de la parroquia de San Ignacio