12-06-2024 Miércoles, X semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Caridad y Justicia 5 Pastoral Penitenciaria concluye su ciclo formativo sobre “Escucha activa”
21.05.2021
Con la intervención de Galo Bilbao, responsable del área de Paz y Reconciliación

Pastoral Penitenciaria concluye su ciclo formativo sobre “Escucha activa”

Mañana sábado, 22 de mayo, el voluntariado de Pastoral Penitenciaria de nuestra Diócesis concluirá el ciclo formativo sobre la escucha activa que han tenido a lo largo de este curso. La primera sesión se centró en “Qué es la escucha activa y cómo cuidarla” y estuvo dinamizada por Jorge Muriel, responsable diocesano de Pastoral Penitenciaria; la segunda giró en torno a “La escucha activa desde la mirada de las personas privadas de libertad”, acompañada por Martín Iriberri, capellán de Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de San Sebastián y en esta tercera, Galo Bilbao, responsable del área de paz y Reconciliación hablará sobre “La escucha activa desde la mirada de las víctimas”.

Este ciclo formativo, explica Jorge Muriel, está sirviendo para aprender y compartir “para encontrarnos y mantener el vínculo y la identidad. Un tiempo para hacer presente a Dios a través de la escucha activa, en las personas que sufren”.

 Algunas reflexiones del voluntariado que está participando en las sesiones:

 “Transformar y escuchar sin resolver. A veces las personas necesitan ser solamente escuchadas, sentir que lo que están diciendo es “recibido” con atención y respeto, por su interlocutor”.

“Nuestra escucha no es competencial ni resolutiva. No vamos de fiscales ni de trabajadores sociales, ni de capellanes…. Es una escucha PERSONAL. Una persona creyente se abre a que otra persona pueda expresar su estado, sus alegrías (que las tienen) etc… y sentirse escuchado. Escucha sanante”.

“La escucha tiene que ser desde el sufrimiento y tiene que ver con la comprensión. El sufrimiento no es cruz sin Jesús, sino una cruz con Jesús”.

“No era consciente de que podía ser capaz de transformar y de ser transformada mediante la escucha”.

“Un proyecto de escucha con voluntarios tiene mucho sentido: para las personas privadas de libertad, para el voluntariado, para las comunidades cristianas y para la sociedad en general”.

ver galería (3)