07-02-2023 Martes, V semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Gizakia, atendiendo adicciones y mucho más
29.10.2022
Jornada diocesana por las adicciones “Las adicciones también tienen nombre de mujer”

Gizakia, atendiendo adicciones y mucho más

Hainbat gizataldegaz –jokaera arriskutsuak dabezan gaztetxoak, genero-indarkeria jasan daben pertsonak, nahasmendu adiktiboak dabezanak…- jarduten dogu Gizakia fundazinoan, arreta behar dauan inor arreta barik geratu ez daiten. Aurton, mendekotasunak dabezan emakumeen egoeran jarri gura dogu arreta.
Este fin de semana Gizakia celebra su jornada diocesana anual por las adicciones. El lema en el que se centran “Las adicciones también tienen rostro de mujer”, nos lleva –según señala la presidenta de la Fundación Gizakia, Estibaliz Barrón, a recordar la estigmatización social de las personas con trastornos de adicción “es un secreto a voces que no se puede ni se debe ignorar, y que afecta de manera especial a las mujeres debido a los roles y las responsabilidades tradicionales que se les atribuye en el entorno familiar y en la sociedad”.      

La Fundación Gizakia es una entidad diocesana que lleva desde 1985 apostando por ofrecer una atención integral a personas que sufren trastornos de adicción. El objetivo es ofrecerles la oportunidad de encauzar su futuro, brindándoles una atención profesional y personalizada que mitigue los efectos de su patología y les ayude a recuperar la ilusión por su proyecto de vida y a reintegrarse en su entorno familiar, comunitario y laboral.

Adicciones

Las adicciones –a sustancias o conductuales como las ludopatías– “siguen siendo un problema de primer orden en nuestra sociedad que anualmente deja en los márgenes del camino a miles de personas en Bizkaia”, explica Estibaliz Barrón. Gizakia en 2021 atendió a 1.575 personas por adicciones, de las que unas 268 fueron mujeres, además de a 402 familiares de los cuales el 71% fueron mujeres.

La directora de la Fundación Gizakia opin que muchas mujeres se avergüenzan de su situación y no se atreven a solicitar ayuda profesional. Normalmente, priorizan el cuidado a mayores o parejas o tienen miedo a que les quiten la custodia en caso de tener menores a su cargo. “Por ello, cuando llegan a tratamiento, lo hacen más tarde, con mayores niveles de deterioro físico y problemas de salud mental asociados al consumo (presentes en un 66% de las mujeres), en muchas ocasiones con historias muy duras que llevan aparejada la pérdida de relaciones y la violencia de género”.

Recuperar sus sueños

En Fundación Gizakia apuestan por ofrecerles la posibilidad de recuperar sus sueños, sus aspiraciones y su libertad. “Las acompañamos en su proceso de recuperación terapéutica, y les ofrecemos las herramientas necesarias para su reinserción laboral y su participación activa en la sociedad». Además, les ayudan a recobrar su autoestima, el amor propio y la aceptación social y familiar. «Porque todas las personas merecemos empatía, perdón y otra oportunidad”.

Para poder seguir cumpliendo con su cometido, la solidaridad es imprescindible. En la campaña de este fin de semana en las parroquias de Bizkaia invitan a apoyar económicamente esta labor fundamental que realizan. Su objetivo es que » nadie que lo necesite se quede sin atención”.