20-07-2024 Sábado, XV semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Acción Pastoral 5 Círculos de Silencio 2023/10/25
23.10.2023

Círculos de Silencio 2023/10/25

Como cada último miércoles de mes, nos convocamos en el Círculo de Silencio para denunciar las injusticias que sufren las personas migrantes y refugiadas.

Apelamos a la conciencia de quienes hacen las leyes y deciden políticamente a diferentes niveles, para que respeten los derechos de las personas y su dignidad.

Seguimos asistiendo con dolor al drama, que se repite cada día, de tantas personas que buscan un futuro mejor y que por migrar son perseguidas, engañadas, deportadas, asesinadas en el mar. Personas que caminan por nuestras calles y duermen a la intemperie sin techo, sin padrón, sin trabajo, sin amigos, con frío y sueños congelados por nuestra indiferencia y una legislación que no ofrece oportunidades.

En el círculo de este mes de OCTUBRE queremos visualizar el grave problema de la pobreza y sus causas, porque las estructuras socioeconómicas son injustas. Y en este sentido, como ciudadanos y ciudadanas tenemos una responsabilidad de denuncia y anuncio de una realidad humana más justa.

Según datos de la Organización Internacional de las Migraciones, en lo que llevamos de año se contabilizan 2.806 personas migrantes muertas o desaparecidas intentando atravesar el Mediterráneo (la mayor fosa común del mundo).  Son cifras que golpean nuestra conciencia.

Este mes hemos conmemorado el 17 de octubre, reconocido por Naciones Unidas como día internacional para la erradicación de la pobreza. Actualmente 670 millones de personas viven en pobreza extrema, viven con menos de 2,15 dólares al día y esta realidad no es algo exclusivo de los países empobrecidos, se da también en Europa, en Euskadi. Los colectivos más afectados por la pobreza son las personas migrantes no europeas, las familias monomarentales, las personas con trabajos precarios, … La pobreza no es algo irremediable, es fruto de la estructura socioeconómica, de un modelo productivo, el capitalista, que genera exclusión y pobreza y toda la sociedad debemos estar implicadas en su erradicación.

Hoy también, de manera extraordinaria ante la guerra desatada entre Palestina e Israel, nos hacemos eco de las palabras de nuestro Papa Francisco «La guerra es una derrota, cada guerra es una derrota” y pedimos a los Gobiernos que promuevan el fin de los ataques y el sufrimiento de miles de vidas inocentes puesto que el terrorismo y la guerra no aportan soluciones a los conflictos humanos. Sólo traerán, porque ya lo hemos conmprobado, un aumento de los flujos migratorios y de la pobreza de las personas que las sufren.

Queremos ser una sociedad de acogida y tener en cuenta a cientos de personas que cada día ponen en peligro sus vidas para llegar a nuestro país.

Hacemos SILENCIO y traemos a la memoria y al corazón su sufrimiento y sus esperanzas. En el silencio se hacen especialmente presentes las heridas de la humanidad, el egoísmo que margina y no deja oír a las personas vulneradas. En el silencio percibimos que nada humano nos es ajeno.

Tenemos presente en este silencio nuestro grito por la paz.

VUELTAS (3 vueltas)

Nuestro silencio permanente y firme cada mes exigiendo la acogida adecuada a personas refugiadas e inmigrantes, RECLAMANDO POLÍTICAS JUSTAS, EL CIERRE DE LOS CIES, LA ACOGIDA Y ACOMPAÑAMIENTO QUE SE MERECEN es una semilla de esperanza que se extiende por Europa y cruza el Mediterráneo hasta los países africanos

RECLAMAMOS políticas justas:

1. Que erradiquen la Trata de personas, protejan a las víctimas, especialmente a mujeres y menores, y que persigan a aquellas personas y organizaciones criminales que se enriquecen a costa de las víctimas.

2. Que hagan de nuestros pueblos y ciudades, tierra de acogida, donde se garantice la atención a las necesidades básicas -alimentación, vivienda, salud, trabajo, redes…- de las personas migrantes.

3. Que asignen las partidas necesarias para una adecuada política migratoria en los presupuestos generales del Estado, Comunidades Autónomas, Diputaciones y Ayuntamientos.

4. Que afronten las causas de la migración involuntaria: conflictos armados, expolio de los recursos naturales, pobreza y desigualdad, cambio climático, corrupción… y garanticen el desplazamiento seguro de las personas que deciden salir de sus países de origen, sin poner en riesgo su vida y su dignidad. 

5. Que garanticen los derechos de las personas internas en los CIE y que se proceda a su cierre.

6. Que rechacen tratados ilegales, inmorales y deshumanizantes que tratan a las personas como si fuesen mercancía.

La voz de las personas más débiles es, para quienes aquí estamos, sonido de la esperanza.

Esa esperanza que atraviesa concertinas, genera alianzas y nos invita a poner en juego nuestra capacidad de acogida, convencidas de que podemos transformar esta realidad sufriente. Mientras exista la injusticia y la violencia no habrá muro ni valla que pueda frenar la utopía humana.

Agradecemos el compromiso de todas las personas que participáis en este Círculo de Silencio y nos convocamos de nuevo para el día 29 de NOVIEMBRE de 2023.

Archivos adjuntos: