17-04-2024 Miércoles, III semana - pascua
Bizkeliza 5 Portada 5 Declaraciones del Obispado en torno al caso del piso de Begoña
16.07.2021
Tras la vista judicial

Declaraciones del Obispado en torno al caso del piso de Begoña

En referencia a la situación del piso ocupado por Carlos Aguiriano, en el barrio de Begoña, en Bilbao, tema sobre el que diversos medios de comunicación han venido informando en las últimas jornadas, el Secretario General del Obispado, Juan Manuel Seco, puntualiza una serie de cuestiones relacionadas con el asunto, ya que, al tratarse de un proceso judicial abierto, se ha esperado a que tuviese lugar la vista judicial, que se celebró ayer jueves, para ofrecer algunas aclaraciones.

Juan Manuel Seco explica que el Obispado no ha cambiado las condiciones del contrato, “sencillamente porque desde hace 10 años no existe contrato, ni antiguo ni nuevo. El contrato de los familiares de Carlos expiró hace mucho tiempo. Desde hace una década la vivienda se ocupa sin contrato ni renta”.

El Secretario General matiza que durante los últimos años se ha intentado normalizar el uso legal de la vivienda con diversas propuestas “ y no ha sido posible”. Recientemente, representantes de la fundación “Eguzkilore”, creada por Caritas para ayudar a personas que no pueden tener acceso a la vivienda libre, y a la que se le ha pedido que gestione también este recurso, visitaron a Carlos y le propusieron una solución.

En cuanto a si ha habido negociaciones, Seco explica que el Obispado lleva años intentando lograr una solución. «Dada su situación personal y su vinculación a esa vivienda, y siendo siempre preferible un acuerdo extrajudicial, hace algunas semanas se le comunicó una propuesta en la que no tendría que moverse de ese piso. No hemos recibido respuesta, ni de aceptación, ni de rechazo, y tampoco ha presentado una alternativa. Carlos pide un alquiler social y nosotros se lo hemos ofrecido, pero los alquileres sociales también implican asumir condiciones y compromisos pactados por ambas partes”.

Juanma Seco afirma que la Iglesia de Bizkaia tiene bastante experiencia en atender a personas en riesgo. «Ahí está todo el trabajo de Cáritas que llega a mucha gente con una gran variedad de programas. En materia de vivienda hemos puesto las que tenemos disponibles al servicio de personas que no pueden pagar los precios de mercado, tanto a través de Cáritas (Eguzkilore) como mediante acuerdos con instituciones públicas. Pero las viviendas son escasas y las necesidades muchas, y por eso su uso debe optimizarse para dar cobertura al máximo número de personas en riesgo de vilnerabilidad. Ello supone que algunas de ellas deben ser compartidas. El problema de la escasez de vivienda y sus altos precios en Bizkaia es responsabilidad de todos. Nosotros intentamos atender a quien más lo necesita, pero no podemos resolver solos este grave problema. Ojalá no tuviéramos que atender a nadie porque no fuera necesario”.

ver galería (2)