24-06-2024 Natividad de Juan Bautista
Bizkeliza 5 Portada 5 Eden Magalhaes: “Falta respeto a la diferencia”
10.04.2006

Eden Magalhaes: “Falta respeto a la diferencia”

El misionero brasileño, Eden Magalhaes, secretario ejecutivo del Consejo Indigenista en Brasil, ha estado unos días entre nosotros y ha dejado claro que en su país a los políticos no les interesan los indios porque apenas inciden en el voto, ya que son “sólo” setecientos mil en un país con 235 millones de habitantes. Ha estado por aquí recabando apoyos para el CIMI que es el organismo vinculado a los obispos brasileños, encargado de la pastoral indigenista, fundado hace 34 años y compuesto por más de cuatrocientos misioneros.

     Eden Magalhaes nació hace 45 años en la Amazonia (Acre) y titulado en filosofía y ciencias sociales ejerció como profesor de instituto hasta que se cruzaron su vocación por los pobres, su formación religiosa y su compromiso con los indígenas de su país. Ahora busca solidaridad y dinero en la iglesia, instituciones y ONGs vascas, hasta que el lunes marche otra vez hacia América.

     “Hay falta de respeto a las diferencias. Los indios tienen derecho a vivir de otra forma. La gente no entiende que para ellos la tierra es un espacio cultural y que son seminómadas. Muchos piensan que ya tienen mucha tierra”. El año pasado el FUNAI, que es el organismo encargado de los asuntos indios contabilizó 38 asesinatos de indios, lo que convierte la causa indigenista en una lucha con muchos mártires.

     Magalhaes está convencido de que precisamente el gobierno de Lula es el que menos tierras ha demarcado para los indígenas, y que al ritmo que lo ha hecho necesitaría más de cuarenta años para salvaguardar todas las tierras de los indígenas. Además el 30% de las tierras regularizadas sufren constantes invasiones por parte, sobre todo de madereros, que son luego muy difíciles de expulsar ya que tienen sus propios servicios armados de seguridad. Con la causa india contrasta en sentido inverso las invasiones de tierra llevadas a cabo por el MST, el movimiento de los sin tierra.

     En las antiguas tierras brasileñas vivían más de seis millones de personas pertenecientes a cerca de 900 pueblos diferentes. El proceso de colonización, adoctrinamiento religioso y esclavitud ha reducido el número de indios a 700.000, pertenecientes a 235 pueblos y que hablan 180 lenguas. La mayoría sigue viviendo en sus territorios tradicionales, pero sin demarcar y con un alto índice de invasiones.

Eden Magalhaes