27-09-2022 Martes, XXVI semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Cultura 5 El cólera morbo y la religiosidad del s. XIX plasmados en un cuadro
16.08.2022
El lienzo pintado en 1860, está en la basílica de Begoña

El cólera morbo y la religiosidad del s. XIX plasmados en un cuadro

Gaur, San Roke egunez etxeko animalien eta gaixoen zein izurriteen zaindariaren egunez, Begoñako basilikan eskegita dagoan margoan erreperauko dogu. 1860an, Ramon de Elorriagak margotutakoa da. Bost urte lehenago izurrite handia egon zan Bizkaian eta ehundazak lagun hil ziran. Margoan ikusten danez, Begoñako Amatxu atara eben prozesinoan izurrietegaz amaitzeko eskatuz.
Hoy, día de San Roque, muchas localidades de Bizkaia celebran a su patrón. El obispo presidirá la misa en la ermita encartada de Kolitza, a las 12:00 h. Bizkaia se sigue encomendando al santo protector de las mascotas y de las epidemias, En el siglo XIX también se pedía por erradicar una epidemia, en este caso el cólera morbo. Bilbao salió en procesión con la Amatxu de Begoña. Así se refleja en un cuadro pintado en 1860 por Ramón de Elorriaga y que cuelga en la basílica.    

El cuadro `Bajada en Procesión´ de Ramón de Elorriaga ,recuerda un acontecimiento histórico importante en la sociedad vizcaína de hace dos siglos. El cólera morbo, producida por la mala calidad de las aguas, dejó más de 600 personas fallecidas en Bilbao durante un verano. La población entonces contaba con 12.000 almas, por lo que es de suponer el impacto que supuso este suceso para nuestros antepasados.

La basílica de Begoña, concurrida estos días por los miles de peregrinos que están llegando, alberga un cuadro que recoge la gran procesión que se llevó a cabo con la Amatxu pidiendo que terminara con aquélla epidemia.

San Roque Gernika
Imagen de San Roque en la iglesia Santa María de Gernika Protector de las mascotas y las epidemias

Un cuadro con historia

En el cuadro que se encuentra en una de las paredes de la basílica, se puede apreciar la torre antigua del templo. Se ve cómo se va despejando el cielo según avanza la procesión con la Amatxu. El ángel va recogiendo todo.

Este cuadro refleja el sentimiento de la sociedad de una época no tan lejana, pero muy diferente. En el óleo se muestra a una niña con un perro que mira al autor. «Se dice que fue su hija», detalla Enrique Franco, sacristán de la basílica y estudioso del patrimonio cultural y religioso que alberga el santuario más visitado de Bizkaia. 

El lienzo se pintó unos años después de la epidemia que asoló Bizkaia