24-06-2024 Natividad de Juan Bautista
Bizkeliza 5 Portada 5 El Papa pide intensificar los esfuerzos por consolidar la paz en Euskadi
06.04.2006

El Papa pide intensificar los esfuerzos por consolidar la paz en Euskadi

“Os invito a rezar para que todos intensifiquen sus esfuerzos por consolidar los horizontes de paz que parecen abrirse en el País Vasco y en toda España, y a superar los obstáculos que puedan presentarse a lo largo de este camino”, dijo ayer Benedicto XVI en la plaza de San Pedro del Vaticano ante 30.000 peregrinos en la audiencia pública de cada miércoles.

     Previamente había recordado que mañana se celebran los 500 años del nacimiento de San Francisco Javier, santo navarro (1506-1552) de quien pidió su intercesión en este proceso ante la presencia de numerosos navarros. El gobierno español agradeció “mucho y de corazón” las palabras del Papa a través del Secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda quien además adelantó que el presidente del gobierno, Rodríguez Zapatero, expresará personalmente su agradecimiento a Benedicto XVI por su apoyo a la paz el próximo mes de julio durante la visita del pontífice a Valencia.

ETA anunció un alto el fuego permanente el pasado 22 de marzo y aunque se esperaba desde hace días, desde entonces la Santa Sede no se había pronunciado al respecto. Si lo hicieron los obispos vascos, ese mismo día a través de una nota conjunta que decía así:” Los obispos de Bilbao, San Sebastián y Vitoria hemos recibido con verdadera esperanza la noticia del alto el fuego permanente anunciado por ETA.

En la medida en que este anuncio vaya a suponer una renuncia definitiva a la violencia, experimentamos junto con nuestra sociedad una sensación de alivio y una expectativa de que éste pueda ser un paso importante en el camino hacia una plena pacificación y reconciliación de nuestra sociedad.

A pesar de que intentos anteriores de pacificación no han llegado a dar el fruto deseado, contemplamos la nueva situación como oportunidad de construir la convivencia social entre todos desde la pluralidad legítima y democrática. Todos los ciudadanos estamos llamados a contribuir a crear un clima social en el que se aleje definitivamente de nuestras relaciones el recurso a la violencia.

En estos momentos los gobernantes y representantes políticos, como servidores del bien común, tienen en sus manos la especial responsabilidad de conducir la construcción democrática de una sociedad justa y en paz para todos, respetando las legítimas diferencias. Pueden contar en esta noble tarea con nuestro respeto y nuestro apoyo.

Junto a muchos cristianos, como pastores de la Iglesia, hemos participado entre otros ciudadanos, en el trabajo por la paz. Seguiremos haciéndolo desde la convicción de que: “La paz se presenta de un modo nuevo… como convivencia de todos los ciudadanos en una sociedad gobernada por la justicia, en la cual se realiza en lo posible, además, el bien para cada uno.” (Mensaje de Benedicto XVI, “En la verdad, la paz” n 6)

Compartimos los sufrimientos acumulados a lo largo de una situación y un tiempo que han sido penosos para muchos y especialmente dolorosos para quienes aun hoy padecen más directamente las consecuencias irreparables de la violencia. Estamos dispuestos a seguir promoviendo en la Iglesia y en la sociedad los servicios y las ayudas necesarias para sanar tan profundas heridas.

Invitamos a los creyentes a orar por la paz y a tomar parte activa en la plena pacificación y reconciliación de nuestro pueblo, movidos por nuestra fe en un Dios Padre de todos. Habremos de sembrar con delicadeza y paciencia en todos los ambientes la experiencia liberadora del perdón solicitado, ofrecido y recibido.

¡Dios bendiga a cuantos trabajan por la paz!».

El Papa Benedicto XVI