20-04-2024 Sábado, III semana - pascua
Bizkeliza 5 Obispo 5 “Esta es nuestra fe, la que sale a la intemperie a escuchar y siembra semillas de esperanza”
03.04.2023
Mons. Joseba Segura en el Domingo de Ramos:

“Esta es nuestra fe, la que sale a la intemperie a escuchar y siembra semillas de esperanza”

"Bizitza betea izan behar dogu xede, eta betetasun hori lortzeko zoritxar eta nekeak be bizitzen jakin behar dogu".
Mons. Joseba Segura presidió ayer en la catedral de Santiago la Eucaristía del Domingo de Ramos. En su homilía, el obispo afirmó que los creyentes “no queremos conformarnos con ver la procesión desde la acera o sentarnos pasivos en el banco. Queremos meternos -dijo- en las escenas del relato, contemplar las reacciones de los personajes, preguntarnos cómo nos situaríamos nosotros en cada una de esas situaciones, cómo reaccionaríamos”. Eucaristía completa: aquí.

“Podríamos decir –señaló el obispoque hoy celebramos la moneda de la vida: no solo la cruz, también la cara. No solo anunciamos, recordamos y contemplamos al crucificado. También alabamos y celebramos al mensajero de Dios que, al final de su camino, llega a Jerusalén en medio de júbilo y aclamaciones”.

Mons. Segura prosiguió reconociendo que la fe “se pone a veces cuesta arriba y en el libro de Jesús, nadie se hace grande sin participar antes en la dura batalla de la entrega, en la que se te va a pedir que pongas sobre la mesa algo valioso”. En el fondo –añadió- “lo que se nos pide es dar bien la batalla del amor. Y en el amor, según Jesucristo, no se trata tanto de recibirlo y celebrarlo, sino de darlo; y esta es la única manera de construir algo valioso con otros. El amor supone riesgo porque a veces se da y no se recibe. Algo de eso le pasará al mismo Cristo en esta Semana Santa. Por eso, en el último momento el Padre de Jesús tiene que salir a escena, para poner lo valioso en su sitio y evitar que nada bueno se pierda. Pero aquí no hay atajo. Al domingo de Pascua se llega pasando por Getsemaní y por la soledad del Viernes Santo”.

Ponerse en camino

En el inicio de la Semana Santa pidió que nos pusiéramos en camino. “Iniciemos la marcha con Cristo, uniendo nuestros cánticos y alabanzas a los que le recibieron en Jerusalén, acompañándolo en la Cena y subiendo al Gólgota con El. Intentemos manteneros a su lado en cada momento pidiendo para que aquella entrega siga dando mucho fruto en nosotros. Pongámonos detrás de Cristo, con nuestras debilidades, miedos e incoherencias, pero confiando en Él y fortalecidos por gran corazón”.

“Esta es nuestra fe, -concluyó- que no se encierra en los templos, la fe que sale a la intemperie a escuchar y recoger las historias de todas las personas, la fe que siembra semillas de esperanza. Seguimos a Cristo y la fe que Él nos propone: la única fe con la que queremos caminar, una fe que no esconde la cruz porque conoce su valor e importancia, pero que nunca va a aceptar quedarse en ella”.

Homilía y celebración completa:

Un momento de la celebración