12-06-2024 Miércoles, X semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Este fin de semana llega a Bilbao la IV edición de “Los dulces del convento”
08.05.2007

Este fin de semana llega a Bilbao la IV edición de “Los dulces del convento”

El claustro del antiguo Convento de la Encarnación, junto a la estación de Atxuri, acogerá desde el viernes hasta el domingo la IV edición de “Los Dulces del Convento: mercado de repostería y artesanía en los monasterios de clausura”, promovido y organizado por el Museo Diocesano de Arte Sacro. Entre las novedades de este año cabe destacar los dulces que siguen recetas marroquíes y mejicanas, una amplia variedad de mieles y el incremento del número de vinos y licores. En la primera edición se alcanzó la cifra de 7.000 visitantes, que se convirtieron en 10.000 en la segunda y llegaron a 12.000 el año pasado, en el que se vendieron más de siete toneladas de pastas y casi mil quesos; y este año se espera que sigan creciendo las cifras .

Si el año pasado fueron 32 los conventos de clausura presentes en “Los Dulces del Convento”, en esta edición se llegará a los 40, entre los que destacan los benedictinos procedentes de Francia con los licores de Chartreuse y los productos de cosmética de La Chantelle (Francia). Esta cuarta edición de “los dulces del convento” se abrirá al público el viernes a las diez y media de la mañana en el claustro del Museo Diocesano de Arte Sacro.     

Es preciso tener en cuenta que todo lo que los visitantes pueden encontrar en “Los Dulces del Convento”, está elaborado a mano por religiosos o religiosas de clausura, en su mayoría partiendo de materias primas procedente de sus propios huertos, con las limitaciones inherentes a ese tipo de proceso productivo. El objetivo de “Los Dulces del Convento” es abrir a la ciudadanía una parte del interior de uno de esos recintos de acceso restringido: los conventos y monasterios de clausura. Tras el éxito obtenido en años anteriores, que obligó a continuas reposiciones, para esta edición la organización ha incrementado el número de conventos presentes y la variedad y cantidad de productos, siempre limitados por la característica que los distingue: la elaboración artesana.