24-06-2024 Natividad de Juan Bautista
Bizkeliza 5 Portada 5 Un año de prórroga para el III Plan Diocesano de Evangelización
07.05.2007

Un año de prórroga para el III Plan Diocesano de Evangelización

El Consejo Pastoral Diocesano acordó el sábado la prórroga de un año para el actual Plan Diocesano de Evangelización. La razón de esta prolongación es la de disponer de tiempo para asentar algunas de las iniciativas desarrolladas y no interferir o recortar plazos en el acento diocesano del próximo año que irá dedicado a infancia y preadolescencia.

     

El hilo conductor del tercer año del Plan será el de infancia y preadolescencia y bajo el lema “Pequeños y mayores camino de Emaús” supondrá la interacción de las delegaciones de Educación, Familia, Pre-adolescencia, Tiempo Libre y Catequesis. Actualmente la catequesis de infancia cuenta con cerca de 12.000 niños pero se constata un drástico descenso en quienes continúan tras la Primera Comunión, que apenas superan el 20%.

Son acciones prioritarias para el próximo curso: instaurar el acompañamiento a las familias que bautizan a sus hijos e hijas; organizar periódicamente celebraciones de la familia con especial esfuerzo en la actualización y adaptación del lenguaje” o configurar equipos de Pastoral en los centros de la escuela católica entre otras.

Se trata de realizar por parte de la comunidad adulta un proceso de toma de conciencia sobre la realidad de la transmisión de la fe a los niños, niñas y preadolescentes en los distintos espacios de la comunidad: familia, escuela y parroquia, para abrir cauces y poner en marcha algunas de estas iniciativas de iniciación a la fe y de acompañamiento a quienes están siendo cauce de transmisión.

El I Plan de Evangelización se llevó a cabo entre los años 1990 y 1995, el II comenzó en el año 1998 y se extendió hasta el 2003 y el plan actual, que comenzó en el 2005 finalizará, tras la prórroga aprobada el sábado, en el 2009. Este modo de planificar las tareas pastorales en nuestra diócesis arrancó con la Asamblea Diocesana en el año 1984 y durante sus 3 años de desarrollo se sentaron las bases para el actual funcionamiento diocesano.