14-06-2024 Viernes, X semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Fundación EDE, Suspergintza y ST3, logran la certificación medioambiental “Ekoskan”
28.01.2009

Fundación EDE, Suspergintza y ST3, logran la certificación medioambiental “Ekoskan”

La Fundación EDE, Suspergintza Elkartea y ST3 Elkartea han conseguido la certificación ambiental Ekoscan. La certificación es resultado de los Planes de Mejora Ambiental que, internamente y desde el Plan Socioambiental de Ede Taldea, se desarrollan cada año y que certifican la gestión de diferentes aspectos medioambientales de una manera racional y teniendo en cuenta el impacto ambiental.

La certificación obtenida por estas entidades supone un aval para seguir mejorando continuamente su comportamiento en relación a lo medioambiental en el trabajo diario, donde destacan distintas acciones del Plan de Mejora Ambiental, que pasan esencialmente por la reducción de volúmenes de impresión, así como la gestión adecuada de todos los residuos que se generan.
El Tercer Sector está formado por organizaciones sin ánimo de lucro, es decir, asociaciones, fundaciones, ONG’s, empresas que trabajan en el ámbito de la economía social, principalmente. Por tanto Tercer Sector convive con la actividad del Sector Público (Administraciones Públicas, Partidos Políticos) y el Sector Privado (sociedades mercantiles).
El tercer sector, la economía social o las organizaciones sin ánimo de lucro (todas ellas designaciones habituales) ha experimentado un claro crecimiento en la mayoría de los países industrializados. La dimensión económica de sector no lucrativo en el estado es comparable a la de sus homólogos en otros países europeos, como Francia, Alemania, Finlandia y Austria, aunque sensiblemente menor que la que alcanza en Holanda, Irlanda, Bélgica o Estados Unidos. Como ocurre en otros países de Europa occidental, el sector no lucrativo español concentra la mayor parte de sus recursos humanos y financieros en los ámbitos de la educación, la salud y los servicios sociales, especialmente en este último. Sin embargo, al contrario de lo que ocurre en otros países de la región europea occidental, las organizaciones no lucrativas españolas reciben una mayor proporción de ingresos procedentes de cuotas de asociados y pago por servicios prestados que de fondos públicos. Otro punto que distingue al sector no lucrativo español es la proporción comparativamente alta que suponen los ingresos procedentes de donaciones privadas.