02-03-2024 Sábado, II semana - cuaresma
Bizkeliza 5 Caridad y Justicia 5 Migraciones 5 Jóvenes acampados en Zierbena pasan la noche en los locales de la parroquia de Miribilla
02.03.2018
Una iniciativa promovida por el grupo eskaut del barrio

Jóvenes acampados en Zierbena pasan la noche en los locales de la parroquia de Miribilla

El pasado miércoles, el día en el que la meteorología invitaba a sacarse fotos en la nieve, los jóvenes de San Adrián Orbeltz eskaut taldea tenían otra preocupación: la de ofrecer un lugar seco y caliente a los jóvenes polizones acampados en Zierbena que intentan llegar a Gran Bretaña en los ferris que salen desde el puerto, Fueron unos 17 los que aceptaron la invitación de los eskautak, aunque son más de 30 los que normalmente duermen en el campamento improvisado, que hoy mismo están desmantelando.

Yolanda Gibaja, del grupo San Adrian Orbeltz Eskaut taldea y de la plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak, relata que, en cuanto comenzó a nevar, se acordaron de los jóvenes polizones a los que acompañan mensualmente con un té caliente en el mismo puerto. Amanecieron con las tiendas y los sacos empapados a consecuencia de la nieve y pensaron poner a disposición de ellos los locales parroquiales. Una vez dispusieron del permiso del párroco Jovaisa Herrán, difundieron en redes y entre sus contactos la iniciativa.
El presbítero señala que aceptó la propuesta del grupo eskaut porque considera que “un grupo de Iglesia no puede negarse a dar cobijo a unas personas sin techo y con más razón con este frío”. Considera que esta acción está en “consonancia con el Evangelio y muestra el ser cristiano del grupo eskaut de la parroquia”. Herrán se muestra “orgulloso” porque este grupo de jóvenes haya propuesto esta iniciativa de acercarse a esas personas para darles cobijo “que es una obra de misericordia”.

El barrio se solidariza

“La gente se solidarizó de inmediato y empezaron a traer esterillas, sacos, comida…”, relata Yoli. Acondicionaron una clase como dormitorio y otra como comedor. Los 17 jóvenes que se acercaron pudieron pasar una noche con calor humano. “Ayer por la mañana salieron de los locales y volvieron al campamento, porque ellos están aquí de paso y no quieren perder la oportunidad de salir de aquí”. Interrumpe la conversación para referir que acaban de llegarle algunas fotos de Zierbena para informarle que “ahora mismo, están desmantelando el campamento”.