24-06-2024 Natividad de Juan Bautista
Bizkeliza 5 Portada 5 “La Iglesia Diocesana está sostenida económicamente por los fieles”
23.04.2009

“La Iglesia Diocesana está sostenida económicamente por los fieles”

En alguna ocasión hemos oído afirmar que no hay nada tan inexorable como la muerte y Hacienda. Y llegados estos meses, cada contribuyente comienza a reunir los papeles que tendrá que entregar a la administración pública para su liquidación anual. En este tiempo, acudimos a José María Ziarrusta, ecónomo-gerente del Obispado de Bilbao desde el año pasado, para hablar con este bilbaíno de 51 años, de los dineros y de la famosa “x” de la declaración.

¿Qué ha supuesto económicamente para la diócesis el nuevo sistema de Asignación Tributaria?
El resultado de la nueva Asignación Tributaria, que resulta de los acuerdos con el Estado, ha supuesto para la Diócesis de Bilbao un importante aumento de los ingresos por esta vía. Así, se ha pasado de unos ingresos netos de 1.975.692 euros en el año 2008 a los 2.836.237 euros asignados para el año 2009 aunque, por otra parte, hay que contar con el efecto de la pérdida de exención del IVA.
La Asignación Tributaria es una ayuda muy importante para la Diócesis de Bilbao, que cuenta con un presupuesto anual superior a 80 millones de euros.
¿Quién sostiene económicamente a la Iglesia Diocesana?
La Iglesia Diocesana está sostenida económicamente por los fieles. Tiene tres fuentes principales de financiación, en orden de mayor a menor importancia: Los donativos y aportaciones de los fieles a las parroquias y otras instituciones diocesanas; las asignaciones tributarias de los fieles a la Iglesia; y, de mucha menor cuantía, los rendimientos de los bienes de la Iglesia.
Muchas veces, cuando se habla de la asignación tributaria, se dice que el Estado destina presupuestos millonarios a la Iglesia, pero eso no es realmente así, ya que son los propios fieles los que indican a las Haciendas Públicas que destinen el 0,7% de la cuota de su declaración de renta a la Iglesia Católica. Si los fieles no lo indican, no hay ninguna asignación.
¿Qué es la asignación tributaria?
Dicho de una forma sencilla, la Asignación Tributaria es el dinero que el Estado transfiere a la Iglesia Católica que libremente han destinado los contribuyentes en su declaración del IRPF para su sostenimiento. Esto es, el 0,7% de la cuota íntegra de los contribuyentes que han marcado la «x» en la casilla de sostenimiento de la Iglesia Católica.
¿Cuál ha sido la evolución de las aportaciones los últimos años?
En Bizkaia el número de contribuyentes que marcan la «X» a favor de la Iglesia Católica ronda el 30%. Los datos globales, a nivel estatal, demuestran un incremento de los declarantes, tanto en valores absolutos como en valores relativos.
Teniendo en cuenta que las declaraciones de la renta de un año se hacen en el siguiente, el año pasado el número de contribuyentes fue de casi 7.000.000 de personas, y más del 34% del total de los declarantes.
En 2006 se afirmaba que el 90% era autofinanciación ¿Cómo ha evolucionado este dato?
En el año 2007 se ha mejorado el coeficiente de autofinanciación, llegándose al 94% en el conjunto de la Diócesis de Bilbao. En las parroquias se ha alcanzado el 95%, estando desigualmente repartido el las diferentes comarcas de Bizkaia, debido a los factores, principalmente, de población y renta. El 32% de las parroquias se financian sobradamente, mientras que el 68% son deficitarias. Para responder a estas diferencias y a las necesidades que tienen todas ellas, la Diócesis tiene dos instrumentos importantes, que son: la Caja Diocesana de Compensación y el Fondo de Ayuda Interparroquial.
¿Cual es el horizonte al que se aspira?
La Iglesia de Bizkaia aspira a la autofinanciación total y para ello es fundamental convencer a todos los fieles para que se impliquen más en el sostenimiento de la Iglesia. La asignación tributaria es un ingreso importante para la Iglesia y es necesario que los contribuyentes así lo indiquen en la declaración de la Renta (IRPF), pero para la autofinanciación son imprescindibles los donativos de los fieles, que se pueden materializar de muchas formas, pero una de las más estables es mediante el compromiso de suscripciones periódicas a favor de las parroquias o de la Diócesis, en general.
¿A qué se dedica el dinero de la diócesis?
Todo el dinero que se recibe se destina a cubrir las múltiples necesidades que tiene la Diócesis y se materializa, principalmente, en su labor pastoral, asistencial y social. Por dar algunos datos del empleo de recursos de la Iglesia de Bizkaia en el año 2007, podemos decir que para las parroquias se destinaron 10 millones de euros, para Caritas Bizkaia, 7 millones, 900 mil euros se destinaron a Misiones Diocesanas, para la Caja de Compensación se destinaron 5,9 millones de euros, entre otros.