18-06-2024 Martes, XI semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 “La información nos abre la mirada a la diócesis”
26.02.2009

“La información nos abre la mirada a la diócesis”

Eugenio Altazubiaga, el párroco de Las Mercedes, en las Arenas, lo tiene claro. “Es importante que todos sepamos tanto lo que hacen los distintos grupos de la parroquia como lo que se hace en la diócesis.” Este veterano de 75 años, con más de medio siglo como cura diocesano, ha pasado por las Encartaciones, zona de la que fue Vicario, también por la Margen Izquierda, en Santurtzi primero y en Retuerto después, simultaneando esta tarea con la de delegado diocesano de Liturgia. Desde hace 16 años le encontramos al otro lado de la ría, en la parroquia de Nuestra Señora de las Mercedes de Las Arenas, Getxo. En esta parroquia de la margen derecha, se ha dado recientemente un paso importante, el Consejo Pastoral ha decidido completar su boletín de comunicación parroquial con la revista diocesana Comunicación-Alkarren Barri. Esto ha supuesto aumentar en 500, las suscripciones de la parroquia. Una opción novedosa y de la que otras comunidades ya están tomando nota.

¿Como se gestionaba la información en la comunidad parroquial de Nuestra señora de las Mercedes?
Aunque esta es una comunidad tradicional, de muchísimo culto, al mismo tiempo no deja de haber un número importante de grupos y de iniciativas. Cáritas, con sus muchos proyectos, Pastoral Penitenciaria, grupos de jóvenes en preparación para la confirmación y otros ya confirmados, grupos de Biblia y teológicos, de Norte-Sur, también hay proyectos de Manos Unidas en África con los que la comunidad de las Mercedes colabora, etc. La vida de estos grupos, la información sobre las distintas iniciativas, la vida de la parroquia se ha estado recogiendo durante más de diez años en un boletín que el grupo de comunicación que funciona en la parroquia ha estado elaborando con mucho esfuerzo y dedicación. En este boletín incorporábamos además horarios de misas, agenda de actividades, reflexiones y otros contenidos. Y es que es importante que sepamos lo que vamos haciendo unos y otros en una comunidad.
¿Por qué se toma la decisión de realizar esas 500 suscripciones de Comunicación-Alkarren Barri?
Una razón muy importante, si te soy sincero, es que cuesta mucho esfuerzo mantener mensualmente una hoja parroquial como la que hemos estado haciendo aquí. Siempre depende de alguna persona que tiene que meter un montón de horas. Además se ha dado la circunstancia de que se pretendía, en el número 100 del boletín parroquial, renovar el diseño y darle otro aire. Y otra razón importante ha sido la voluntad de poder ofrecer a los miembros de la comunidad una visión más amplia de la Iglesia diocesana. Dar la oportunidad a la gente de ver que en otros sitios de la diócesis se hacen otras cosas, de abrir la mirada. Y como, encartado en la revista diocesana, está nuestro propio boletín parroquial, combinamos lo general con lo particular de la parroquia. Así que lo propusimos al Consejo Pastoral Parroquial, lo explicamos y se aprobó dar ese paso de hacer llegar la revista a todos aquellos de los que tenemos datos en la parroquia, a las personas enfermas a quienes, además de la comunión de la comunidad, se le hace llegar una información que agradecen mucho. También todos aquellos que lo soliciten podrán acceder a la información.
¿Qué respuesta ha tenido esta iniciativa en la parroquia?
Todavía es pronto para decirlo. No he recibido muchas impresiones salvo la de personas del Consejo Parroquial, que es positiva. Quizá algunos les cueste, por la visión de Iglesia que han tenido hasta ahora, pero creo que pronto se verá que no quita nada y aporta una visión más amplia sobre la vida de la diócesis, de los territorios que la conforman y también la visión misional, que tiene un papel importante todos los meses, en las páginas de Alkaren Barri.
¿Cree que en nuestras comunidades se gestiona bien la información?
No. Hacemos una gestión pobre de la información. Muchas veces no sabemos, en una misma comunidad lo que hacen unos y otros. Y se hacen muchas cosas. Por poner un ejemplo yo apuntaría el caso de Cáritas. Muchas de sus iniciativas, que son muy interesantes, y de las que participan personas de esta misma comunidad, seguro que son desconocidas para un gran número de personas de la misma parroquia. O los mismos cambios que ha podido haber en la atención al necesitado, en el paso de la limosna a la atención personalizada, etc. Hay muchas cosas de las que no nos percatamos, porque no nos las contamos o no las damos valor. Las vemos como algo normal, cuando no lo son. Y pueden ser una buena noticia, un testimonio importante. Los boletines parroquiales, que tiene mucho valor y que tienen personas que invierten mucho esfuerzo e ilusión en su elaboración se quedan, en la mirada amplia, un poco cortos.
Y respecto a la diócesis pasa lo mismo. Para muchas personas lo diocesano es únicamente el obispo y las oficinas de Begoña, cuando todos sabemos que la vida en la diócesis es muy rica y amplia. De ahí que me parezca que iniciativas como la que hemos tomado aquí, el favorecer los cauces de información, sean positivas para poder abrir la mirada, para enterarnos de lo que está pasando en nuestra Iglesia de Bizkaia, y fortalecer el sentimiento de comunidad, de Iglesia diocesana.