18-06-2024 Martes, XI semana - tiempo ordinario
Bizkeliza 5 Portada 5 Lagungo organiza cursos de expresión emocional para hombres
02.07.2007

Lagungo organiza cursos de expresión emocional para hombres

El centro de orientación familiar, Lagungo, ha puesto en marcha, por tercer año consecutivo, un grupo de expresión emocional para hombres, en el que, según sus organizadores, “quiere facilitar que los hombres tengan cada vez más espacios para el reconocimiento emocional en el que apenas se les ha educado. Se trata de una experiencia en la que los hombres aprendan a vivir y comunicar mejor sus emociones”. Nueve personas participaron en las sesiones realizadas el pasado año, en las que se trabajaron la expresión emocional y también las habilidades sociales y de comunicación. El perfil mayoritario del usuario (90%) está formado por hombres de entre 40 y 45 años.

Aunque el último grupo en ponerse en marcha, dirigido por el psicólogo Roberto Oslé Rodríguez, está en funcionamiento desde el pasado mes de marzo, sus responsables quieren incidir en su deseo de abrir la posibilidad de creación de nuevos grupos, destinados a hombres con dificultades de expresión emocional a lo largo de este año 2007. En concreto, esperan comenzar uno en septiembre u octubre, ya que han comenzado a recibir llamadas de posibles interesados.

Estos cursos, son procesos dirigidos por profesionales expertos en dinámicas de grupo y comunicación y que se reúnen quincenalmente a lo largo de unos meses. En ellos se pretende aprender a tomar conciencia y reconocer estados emocionalmente en sí mismos y en otras personas; practicar modelos y técnicas de comunicación más favorables, aprender a manejar situaciones de tensión y estrés o mejorar la salud física-psíquica en la medida que se incremente un equilibrio emocional, entre otros.

Para Roberto Oslé, responsable de la dirección de los cursos está siendo una grata experiencia ya que al principio “el curso era más psicoeducativo, más didáctico y con implicación menor, por parte de los asistentes”, y, tras la evaluación, se constata que “está siendo más de desarrollo personal y se están empezando a implicar más. Se están dando cambios de actitudes y venciendo las reticencias personales. Se han vencido miedos y vergüenzas iniciales”.

Aproximadamente el 60% de los asistentes llegan derivados por profesionales de otras terapias, de pareja básicamente, y el 40% por decisión propia, bien porque ha oído información a través de los medios de comunicación o porque algún asistente se lo ha recomendado. Oslé, destaca que cada año es diferente e intentan incorporar mejoras. A las 12 sesiones y 6 meses del curso inicial, se han incorporado 3 más, por la demanda de los propios usuarios. El curso viene a tener una duración de 15 sesiones y 8 meses. Los usuarios en ocasiones se reenganchan y vuelven a hacer el curso, por decisión propia. Sus avances y cambios “Los verbalizan ellos mismos a la hora de comunicarse”.

En la evaluación, realizada tras el anterior curso concluido, desde Lagungo resaltan que “los hombres integrantes del grupo han podido adquirir mayor equilibrio emocional y desarrollar estilos de comunicación favorecedores de relaciones interpersonales, de pareja y/o familiares cada vez más satisfactorias. Pero somos conscientes de que en muchos casos esta experiencia ha supuesto el primer paso hacia relaciones más igualitarias”, aprovechan para constatar “que se ha producido una apertura a nuevos modelos de relación y vivencia emocional. Se han cuestionado modelos prefijados y falsas creencias, que tienen aún interiorizados y en proceso de cambio”.

De entre los objetivos propuestos al inicio del curso destaca que los participantes se han ejercitado en tomar conciencia y reconocer estados emocionales en sí mismos y en otras personas y han podido conocer y poner en práctica modelos y técnicas de comunicación adecuados en pro de un mayor entendimiento entre géneros. Partiendo de situaciones concretas que viven con sus parejas, se han entrenado brevemente en manejar situaciones de tensión y estrés para prevenir reacciones emocionales inadecuadas o violentas. En algunos casos han manifestado una mejoría de su salud física-psíquica en la medida en que se haya incrementado el equilibrio emocional, así como sus relaciones interpersonales.

Además de este curso, recordemos que Lagungo atendió el año pasado a 436 personas, fundamentalmente personas que sufren situaciones de desestructuración, pobreza e inmigración, familias que viven dificultades de convivencia y parejas con problemas de relación. Para ello ha empleado casi dos mil sesiones de orientación y terapia a través de un cualificado equipo de que aborda las dificultades familiares con una base científica profunda y una actitud cristiana.

Este año, sin embargo, según se desprende de la memoria que acaban de publicar, se han atendido menos casos nuevos que en años anteriores. La mayor parte de los usuarios del servicio que presta Lagungo son mujeres, con una edad comprendida entre los 40 y 45 años y domiciliadas en Bilbao. Del mismo modo, la mayoría de los casos, entran en contacto con la Fundación Lagungo a través de amigos, familiares, otros usuarios o a través de las parroquias.

Los números telefónicos de contacto para convenir cita, o para pedir información o apuntarse a los grupos de expresión emocional para hombres son el 944276465 y el 944410676 y el centro se encuentra en el primer piso del número 34 de la calle Sabino Arana de Bilbao.