20-05-2024 Lunes, semana -
Bizkeliza 5 Acción Pastoral 5 Los Misioneros Claretianos celebran su 175 aniversario
22.04.2024

Los Misioneros Claretianos celebran su 175 aniversario

Este año se cumplen 175 años de la Fundación de los Misioneros Claretianos. Con este motivo, van a celebrar diversos actos conmemorativos durante esta semana: Mañana martes, 23 de abril, a las 19:00 h., en la parroquia de Santa María Josefa de Miribilla, habrá una presentación audiovisual sobre la fundación y crecimiento de los Misioneros Claretianos y, el próximo sábado, día 27, tendrá lugar la celebración, de los 175 años, con una Eucaristía, en la parroquia del Corazón de María, a las 19:30 h. Desde la orden invitan a acudir a todas las personas que deseen acompañarles.

Los Misioneros Claretianos llegaron a Bilbao en 1886. En los comienzos se abrió una sencilla capilla y más tarde el santuario al Corazón de María.

El 28 de diciembre de 1955, Casimiro Morcillo, primer obispo de la recién creada diócesis de Bilbao y entonces administrador apostólico, fue nombrado arzobispo de Zaragoza (mayo de 1955). En ese momento, ofreció la creación de una nueva parroquia, en lo que hasta entonces había sido el santuario.

El 12 de enero de 1956 el obispado de Bilbao comunicó su deseo de la creación de la nueva parroquia. Era debido, sobre todo, al aumento de la feligresía y la lejanía del barrio respecto de las parroquias de San Antón y de San Francisco de Asís (llamada popularmente, la quinta parroquia). Sin embargo, aquel deseo tardó en hacerse realidad por las dificultades surgidas con motivo de los “límites” con las parroquias vecinas. Otra circunstancia fue que trasladaron a Casimiro Morcillo a Zaragoza. Finalmente, el 11 de diciembre de 1966 se inició canónicamente la nueva parroquia bajo la advocación del Corazón de María y San Antonio María Claret. En esa fecha el obispo de Bilbao era Pablo Gúrpide.

En 2016, la parroquia del Corazón de María -donde tendrá lugar la conmemoración del aniversario este sábado- celebró su 50 aniversario. Entonces explicaban que, en el nuevo contexto social de San Francisco, los claretianos se habían adecuado a la situación, donde conviven casi 50 nacionalidades.