24-06-2024 Natividad de Juan Bautista
Bizkeliza 5 Portada 5 Todo a punto para la inauguración de la parroquia de Santa María Josefa de Miribilla
31.10.2008

Todo a punto para la inauguración de la parroquia de Santa María Josefa de Miribilla

Casi todo está a punto para la inauguración del próximo domingo, como quedó demostrado ayer en los dos actos de presentación que se celebraron por la mañana y por la tarde en la parroquia. Solo falta colocar algunos elementos de mobiliario, así como la pila bautismal y una cruz del artista Vicente Larrea que serán puestos estos días.

Ayer, por la mañana, se celebró un acto al que acudieron el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, el secretario general del Obispado, Gaspar Martínez y el párroco del nuevo templo Antón Rey, junto con los arquitectos de la firma responsable de la obra IMB: Gloria Iriarte, Eduardo Múgica y Agustín de la Brena, quienes hicieron un exhaustivo recorrido por el templo y todos los locales de la nueva parroquia. Destacan los amplios espacios abiertos y las originales vidrieras tridimensionales que ofrecen mucha luminosidad. La nueva Iglesia de Santa Josefa posee, además, amplios espacios para aulas y locales, así como una gran sala de usos múltiples. 
Al acto de ayer por la mañana acudieron los que habían sido jurado para la adjudicación de la obra, a excepción del arquitecto Rafael Moneo que no pudo estar presente. Quienes si estuvieron fueron los arquitectos Ibon Areso y Mario Ezkerra y el secretario general del obispado, Gaspar Martínez, además del delegado de diocesano de liturgia, Fernando Elorrieta.
También acudieron, invitados, arquitectos representantes de las otras firmas que habían presentado sus proyectos para la construcción de la parroquia, como Luis Domínguez, Iñaki Aurrekoetxea, Gonzalo Ispizua, Iñigo de Ituarte, Damaso Zabala, Juan Ángel Aretxabaleta, Juan Mª Uriarte, Aitor Fernández Oneka, Carlos Lázaro, Ángela Grijelmo y Jon Ortega.
Por la tarde se realizó otra presentación para los vecinos feligreses de Miribilla al que acudieron más de 130 personas. Intervinieron, por un lado, Félix Alonso, canciller de la Diócesis, quien fue desgranando la celebración del próximo domingo explicando la importancia de las imágenes y los signos y destacando que «La hermosura de la parroquia de Miribilla no es el templo, es la comunidad». Por parte de las Siervas de Jesús, intervino la hermana, Mª Jesús, superiora del centro de acogida de la Naja, de las Siervas de Jesús, quien destacó que Santa María Josefa, aunque vitoriana de nacimiento fue bilbaina de adopción y que «su presencia será una bendición para la gente que se reúna en esta Iglesia». También expresó el mensaje de la Santa «Fidelidad a Dios, compromiso solidario con los pobres y que sea una comunidad orante». Por su parte, el arquitecto Agustín de la Brena habló de la construcción, destacando el mobiliario sencillo y noble, así como el juego de luces que hace «que en esta Iglesia se respire paz».
La próxima cita será el domingo a las 11:30 de la mañana, que se  inaugurará el templo de Santa María Josefa, con una eucaristía presidida por el Obispo de Bilbao. El acto comenzará con la procesión con la cruz que se instaurará en el presbiterio. A continuación, los arquitectos del estudio IMB, harán entrega de la Iglesia simbolizada en unos planos de la misma. Seguirá la celebración con la bendición de la pila bautismal, la aspersión y el primer encendido del cirio pascual, seguida de la liturgia de la Palabra y las letanías. Continuando con el acto religioso, la reliquia de Sta. María Josefa, advocación de la parroquia, se colocará al pie del altar. Tras la oración de dedicación, la unción, la incensación y el revestimiento del altar y de los muros del templo, comenzará la liturgia de la Eucaristía. Con la oración, la bendición y el canto finalizará el acto religioso. Posteriormente se ofrecerá un lunch en los locales del templo.
 
Con este acto finaliza un proyecto que comenzó, en lo que se refiere a la construcción, hace más de dos años. El edificio del nuevo templo de Miribilla, tal y como se proyectó, consta de tres plantas con un total de 1.590 m2 de superficie útil. La primera planta destinada al templo, una capilla-oratorio y a despachos parroquiales. Por debajo de esta planta, se han construido dos plantas inferiores en las que se han habilitado diez salas para actividades, un salón parroquial y un aparcamiento de 500 m2 en el segundo nivel inferior.
El estudio de arquitectura IMB de Bilbao, que también se ha hecho cargo de proyectos como la ampliación de la biblioteca foral de Bizkaia y el de la Estación de Ametzola, ha sido el encargado de llevar adelante este proyecto.